Lifestyle

Nueva línea de Carolina Herrera: Initials insignia bag

La evolución del concepto Insignia nos lleva a remarcar el carácter único de las iniciales de Carolina.

Business Empresarial.- Nuestras iniciales nos identifican, recogen la esencia de nuestro nombre y conforman un símbolo que nos define.

Son muchos los que afirman que los nombres influyen en nuestra personalidad. Dan información sobre la historia, las modas y la sociedad en la que vivimos. Los nombres propios, son únicos, y ya en la Antigüedad se escogían por reflejar cualidades extraordinarias. Al final, son nuestra carta de presentación y nos acompañan a lo largo de la vida.

La evolución del concepto Insignia nos lleva a remarcar el carácter único de las iniciales de Carolina, transformando las letras del icónico brazalete Insignia en un volumen más plano, que se adapta a otro tipo de diseños, pero que transfieren los mismos valores.

Initials Insignia bag abraza este espíritu y consigue diferenciar a la mujer que lo lleva, convirtiéndose en un accesorio imprescindible. Forma parte de la colección Insignia y se alza como expresión de la feminidad que nos hace únicas; una pieza construida de forma artesanal que celebra la personalidad de cada mujer.

Destinado a perdurar de generación en generación, conservando la esencia de sus propietarias. Un tesoro que hay que guardar, y dejar que alguna de nuestras personas más queridas pueda disfrutarlo con el mismo entusiasmo. Creado para compartirlo, va más allá de cualquier edad. Es un rasgo que nos distingue.

La importancia del detalle. Característica esencial de la Casa Herrera, como símbolo de calidad y perfección, está presente en un bolso de líneas puras y proporciones armónicas. Más de 11 horas de trabajo artesanal están detrás de esta pieza, creada en nuestro Leather Atelier, en España, por manos expertas que han aprendido el oficio de sus maestros. Una confección minuciosa, en la que están involucradas más de 24 personas.

El volumen se envuelve con tres de las pieles exclusivas de la marca de la más alta calidad. Toman su nombre de distintos árboles haciendo una alegoría a las características de cada uno, y compartiendo propiedades que los hacen excepcionales. La piel Baobab, Sequoia y Sabina son las elegidas y cada una de ellas se adapta a un tipo de personalidad, aportando diferentes grados de resistencia y evolución con el paso del tiempo

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button