Lifestyle

Very Good Girl Eau de Parfum

Business Empresarial.- Carolina Herrera prosigue su exploración de la feminidad contemporánea en Very Good Girl, un Eau de Parfum opulento y sorprendente basado en la dualidad que vertebra la familia Good Girl. Las transformaciones sociales de estos
últimos años han demostrado que no hay una única interpretación válida de lo femenino en el mundo de hoy. La delicadeza
y la fuerza, la inteligencia y la belleza, la capacidad de decisión y la empatía no son valores opuestos, sino complementarios, y
en esa naturaleza poliédrica e imprevisible es donde reside la belleza de ser mujer.

Very Good Girl inaugura una nueva aventura olfativa y da un giro de guion inesperado: si las fragancias previas indagaban en el
poder subversivo del jazmín o el haba tonka, este nuevo Eau de Parfum sube la apuesta y mide sus fuerzas con la rosa, una flor con carácter que aquí se adentra en nuevos territorios.

La rosa y el vetiver: un idilio olfativo de alto contraste

Very Good Girl es una fragancia Floral Afrutada cuyo trayecto olfativo comienza con la grosella, una baya silvestre juguetona
y llena de picardía que se une al exotismo frutal del litchi en un acorde de salida que no deja a nadie indiferente.

Es ahí donde entra en juego la rosa, una flor imposible de reducir a una única faceta o definición. Es una de las materias
primas más importantes en la historia de la perfumería y ha sido interpretada de mil maneras diferentes. Su fragancia envolvente y seductora huye de convencionalismos y siempre se guarda un as en la manga. Y eso es precisamente lo que logran los perfumistas Quentin Bisch y Louise Tur ne r en este nuevo universo Good Girl. Aquí la rosa despliega matices cremosos y empolvados, una sobredosis de romanticismo olfativo tan compacta, cálida y sedosa como el labial rojo más seductor del mundo.

Esta declaración de amor a este ingrediente lujoso e inagotable ya sería suficiente para justificar la existencia de
cualquier fragancia, pero Q u e n t i n B i s c h y Louise Turner no se caracterizan por ser perfumistas conformistas. Por eso Very Good
Girl esconde un último golpe de efecto: un fondo de vetiver, una materia prima que evoca el olor de la madera y que suele emplearse en perfumería masculina. Está presente, por ejemplo, en Bad Boy, pero también en Good Girl Suprême, un contrapunto sorprendente y muy contemporáneo que en esta nueva fragancia une fuerzas con la calidez de la vainilla.

El resultado es una fragancia floral que exalta la belleza natural de las materias primas sin renunciar a nuevas formas de creatividad. “La moda no es revolución, sino evolución”, suele afirmar Carolina Herrera, y esta máxima es plenamente aplicable a esta nueva fragancia que declina la rosa con una estética tan actual como el que emplea Wes Gordon al emplear materiales atemporales como la seda o el cuero. Por eso Very Good Girl no solo es un tour de force olfativo, sino también una
fragancia lista para llevar y disfrutar en el mundo de hoy.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button