Economía & Negocios

Importancia de controlar la hipertensión arterial para prevenir un ACV

Business Empresarial.- Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) el 14,1% de peruanos de 15 años a más padecen de hipertensión arterial (HTA). Este porcentaje se incrementa en las personas a partir de los 60 años alcanzando un 32,7%, siendo los hombres más afectados que las mujeres. En ese sentido, es fundamental destacar la importancia de controlar la hipertensión arterial para prevenir graves repercusiones.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica en la que los vasos sanguíneos tienen una alta tensión generada por la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón. Cuanto más elevada es la tensión, más esfuerzo realiza el corazón para bombear la sangre. Una de las características de esta patología es que no presenta síntomas claros y estos pueden tardar en manifestarse.

Cuidado con el ACV

La hipertensión arterial es una condición tratable y si no se controla puede desencadenar complicaciones severas como, por ejemplo, un accidente cerebrovascular (ACV). Para la Dra. Marla Gallo, Neuróloga Clínica y Endovascular, la debilitación de las arterias del cerebro, que se dan a raíz de la HTA, hace más propenso de que una persona sufra un ACV. Por ello, esta patología crónica es considerada el principal factor de riesgo modificable para un accidente cerebrovascular.

Según el Ministerio de Salud (MINSA), en nuestro país hay una tendencia al aumento de la mortalidad por ACV. “El accidente cerebrovascular o también llamado “derrame cerebral” es un evento patológico del cerebro, el cual se ocasiona cuando el flujo de sangre de una parte del cerebro se detiene. Si este flujo se interrumpe por varios segundos el cerebro no obtiene la sangre y el oxígeno que necesita generando así un daño permanente en el paciente si no se actúa con velocidad”, precisó la Dra. Gallo.

Recomendaciones

Ante ello, se recomienda mantener controlada la hipertensión arterial para evitar graves consecuencias como un posible ACV. Se sugiere medirse la presión de manera periódica para tener conocimiento de los niveles en el que se encuentra, tomar los medicamentos indicados por el médico tratante, pasar evaluaciones médicas, contar con una alimentación saludable, hacer actividad física, controlar el estrés, no tomar y tampoco fumar.

En el caso de que se presenten algunos síntomas del accidente cerebrovascular como caída de la cara, pérdida de fuerza en brazos o piernas, problemas repentinos para el habla y dolor de cabeza intenso, se sugiere acudir de inmediato a la emergencia de un centro de salud antes de las 4.5 horas. Si se trata a tiempo se pueden reducir las secuelas de esta enfermedad.

A su vez, es importante destacar que la llegada del COVID-19 ha permitido que actualmente se puedan evaluar casos de pacientes con ACV de manera virtual gracias a la telemedicina. Con ello, los pacientes pueden ser diagnosticados y tratados desde regiones remotas.

 

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button