Pymes & Emprendimiento

Conoce las historias de tres mujeres imparables que transforman sus negocios con pasión y esfuerzo

El 66.73% de las bodegas en el Perú es liderado por mujeres, según la Asociación de Bodegueros del Perú (ABP).

Business Empresarial.- El 19 de noviembre conmemoramos el Día Internacional de la Mujer Emprendedora, una ocasión que resalta el extraordinario esfuerzo de las mujeres emprendedoras a nivel mundial y la crucial importancia de su papel en el ámbito empresarial. Este reconocimiento cobra aún mayor relevancia considerando que seis de cada diez emprendedores en Perú son mujeres, según un estudio realizado por Ipsos.

Este panorama revela una realidad en la cual las protagonistas buscan superar las barreras para sacar adelante a sus familias. Por ejemplo, una mujer imparable que logró transformar su negocio con pasión y esfuerzo es Soledad Villavicencio. Ella, a sus 26 años, fundó “Bodega Zami”, un negocio que inició junto a su pareja para prosperar económicamente y brindar un futuro prometedor a su hija de dos años, Eimy.

Desde sus inicios, la tienda ha experimentado un crecimiento gradual, incorporando tecnologías y realizando mejoras constantes. Gracias a su propio esfuerzo y a las capacitaciones en el uso de herramientas digitales que recibe del programa ‘Bodega Digital’ —ejecutado por la ONG Aprenda, en colaboración con la compañía Coca-Cola y Arca Continental Lindley—, Soledad tomó la decisión de diversificar su oferta de productos. Actualmente, su bodega ofrece una amplia gama que incluye artículos de bazar, abarrotes, material de librería, frutas, verduras, gaseosas, y más.

Inicié con muy poca mercadería. Era como una tiendita a la antigua. Vinieron de pronto a visitarme de ‘Bodega Digital’. Me hablaron de WhatsApp, de TikTok, hasta como poner mi lugar de negocio en Google. Me enseñaron de Yape y Plin… Ahora cada dos días grabo mis videos y los publico. Empecé a recibir más clientela, me llaman, me hacen pedidos y yo voy y se los entrego”, señala Villavicencio.

Otra mujer que ha demostrado tener una gran resiliencia es Sandra González Vilca. En el 2021, ella asumió con valentía la responsabilidad del negocio, la bodeguita ‘Huanca’ en Santa Anita, fundada por su padre hace 40 años. Así buscó continuar con su legado y contribuir al crecimiento de la empresa familiar.

Desde ese año, Sandra ha implementado servicios de delivery y pago con Yape, a partir de las habilidades empresariales adquiridas desde que forma parte de la Escuela de Negocios de Coca-Cola, donde adquirió conocimientos en marketing, finanzas para bodegas y disposición de productos, lo que le ha permitido atraer a más clientes. Con determinación, Sandra trabaja arduamente para continuar el legado que su padre le dejó.

El emprendimiento femenino es un factor clave para el desarrollo económico y social de cualquier país. Las mujeres inspiran y aportan nuevas ideas, enfoques y perspectivas que enriquecen el ecosistema empresarial. Además, su inclusión permite eliminar las barreras que enfrentan a diario, como la falta de acceso a la educación, la financiación y las redes de apoyo. Así, se beneficia la comunidad, las familias y el futuro de las niñas que ven en las emprendedoras un modelo a seguir”, destaca Miriam Vásquez, directora de Aprenda, al referirse al 66.73% de mujeres bodegueras peruanas que representan el poder transformador de la región.

Pero en este camino hacia el empoderamiento económico no solo se encuentran las bodegueras, sino también mujeres que se destacan en otros rubros. Un tercer caso notable es el de Carmen Castro, quien posee casi 20 años dedicándose a la industria del reciclaje. Su empresa, Mary Cris E.I.R.L., que inició operaciones en agosto de 2022 y lleva el nombre de su hija menor, realiza acopio y compactación de plástico PET.

Desde sus inicios, Carmen ha enfrentado grandes desafíos. Por ejemplo, hace cuatro años, un incendio devastador en el mismo local donde actualmente trabaja dejó las máquinas inoperativas y resultó en la pérdida total de la mercadería. A pesar de esta adversidad, su perseverancia y el respaldo de su hijo César le permitieron superar la tragedia.

Para seguir creciendo en la industria del reciclaje, Carmen se sumó al programa ‘Recicrece’, una iniciativa también implementada por Aprenda, que apoyan Arca Continental Lindley y la compañía Coca-Cola. Gracias a este proyecto, identificó áreas de mejora en su empresa y desarrolló un plan de acción para optimizar sus operaciones. Este enfoque ha llevado a que obtenga mejoras significativas en sus procesos de producción, logrando mayor eficiencia y mejorando la calidad de sus productos.

“Gracias al apoyo de este programa, logramos un incremento del 10 % en el acopio de plástico PET al cierre de septiembre de 2023; así como un aumento del 70 % de la capacidad operativa y más de 85 toneladas de ventas a nuevos clientes”, señaló la empresaria.

Las historias de Soledad, Carmen y Sandra resaltan la perseverancia y la determinación inquebrantable de las mujeres que, junto con jóvenes y pequeños emprendedores, constituyen el sustento de miles de familias peruanas. Así son las mujeres emprendedoras que crean un mejor futuro compartido, y que de la mano de distintas organizaciones y de la Compañía Coca-Cola y su socio embotellador Arca Continental Lindley, se convierten en las protagonistas de su propio éxito.

¡Conoce más de los programas!

Entre las iniciativas que contribuyeron al empoderamiento económico que permitió a las mujeres a impulsar sus negocios se encuentra ‘Recicrece’, un programa orientado a empoderar a empresas y asociaciones de recicladores para incrementar su productividad, mediante la adopción de buenas prácticas, como la revalorización del rol de la mujer en la cadena de reciclaje, el cuidado de la salud y la seguridad operativa. La iniciativa trabaja con 9 organizaciones operadoras de reciclaje y 7 organizaciones intermediarias, ubicadas en distritos de Lima Metropolitana y Callao.

También se destaca ‘Bodega Digital’, el cual busca potenciar las habilidades digitales y empresariales de bodegueros en Lima, Callao e Iquitos mediante la implementación y aplicación de herramientas digitales útiles para el negocio. Desde el inicio del programa, en 2021, se impartieron conferencias gratuitas a cerca de 2,500 bodegueros. De esta cifra, más de 1,100 beneficiarios se graduaron luego de ser capacitados en el uso de herramientas y billeteras digitales.

Finalmente, la Escuela de Negocios Coca-Cola es un programa que fortalece las habilidades y destrezas de los socios bodegueros para impulsar el crecimiento de sus negocios desde hace 18 años. En 2022, este programa obtuvo el primer lugar en la categoría “Programa Capacitación” de la Asociación de Bodegueros del Perú. Actualmente, ha capacitado a 132,000 bodegueros hasta la fecha, brindando más de 300,000 horas de formación.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button