Vacunación contra la COVID-19 en niños y niñas: Cinco recomendaciones para tener en cuenta en el proceso

Se calcula que se vacunará a 5 millones 200 mil menores de 12 años durante el primer trimestre. Desde el inicio de la crisis sanitaria, se detectó a más de 57 mil menores contagiados y más de 670 han fallecido en el país, según estadísticas del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Vacunación contra la COVID-19 en niños y niñas: Cinco recomendaciones para tener en cuenta en el proceso

Business Empresarial.- El proceso de vacunación contra la COVID-19 avanza a grandes pasos en el mundo entero y en los diferentes grupos etarios. Nuestro país, afortunadamente, no es la excepción y la inoculación con la vacuna Pfizer-BioNTech en niños y niñas de 5 a 11 años, con y sin comorbilidades, continúa día a día de cara al retorno a clases de forma presencial y segura en marzo próximo, período en el que se calcula que se habrán vacunado 5 millones 200 mil menores de 12 años.

Si bien el proceso es seguro y busca inmunizar a los niños y niñas para que puedan desarrollar actividades que beneficien su salud física y emocional, es importante tener en cuenta los efectos que podrían ocasionar en los pequeños.

“Los principales efectos post vacuna son: dolor en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección, dolor muscular y escalofríos, fiebre, entre otros. Estos suelen ser leves o moderados y mejoran a los pocos días de la vacunación”, expresó Marina Carrión, especialista en Enfermería del Instituto Carrión.

Asimismo, la experta recomienda la revisión médica en caso se presenten los siguientes signos de alerta: rastros de infección en la zona de punción (zona enrojecida, calor al tacto, secreción anormal y fiebre), vómitos persistentes, fiebre por varios días, síntomas relacionados a la COVID-19 y falta de aire. Respecto a las recomendaciones que hay que tener en cuenta antes, durante y después de la vacunación, la especialista del Instituto Carrión rescata cinco consejos para el proceso:

  1. Antes de la vacuna: Su niño o niña debe estar en buen estado de salud y no estar pasando o terminando, un proceso gripal. Tampoco debe estar tomando medicamentos, tales como antibióticos. En el caso de las vitaminas, no hay problema. Y si presenta una enfermedad como cáncer, diabetes, etc., es mejor consultar a su médico.
  2. Si algún familiar está pasando por un proceso gripal (caso sospechoso) o se tuvo contacto con algún familiar cercano (padres, hermanos, etc.) que dio positivo a COVID-19 en las últimas 24 horas, es mejor esperar cuatro días, según el protocolo.
  3. Durante la vacuna: Al saber que la vacunación para algunos menores es un proceso traumático, es recomendable que los padres se encuentren a su lado en todo momento para ofrecerles apoyo emocional al momento de la punción. Abrazarlos y ayudar a sujetarlos ayudará a prevenir accidentes.
  4. Después de la vacuna: Es recomendable esperar 15 o 30 minutos antes de retirarse del vacunatorio, por si se presentan reacciones adversas.
  5. Si presentaran síntomas post vacuna, es importante administrarle un medicamento para el dolor y la fiebre. No olvidar evitar tocarse y rascarse el hombro porque podría inflamarse o infectarse.

Complementariamente a las indicaciones, Carrión finalizó recordando que las vacunas son el mejor escudo contra la COVID-19, pero sugirió continuar con los protocolos de bioseguridad y el distanciamiento social para evitar que el virus continúe propagándose.

leave a reply

FLUYEZCAMBIOS