Economía & Negocios

Vacaciones de verano: 5 beneficios del deporte en niños

Además de las clásicas y ya conocidas alternativas deportivas, Jump Spot muestra algunas opciones para hacer deporte de forma divertida.

Business Empresarial.- Las pantallas de celulares, tablets y TV acaparan el día a día de los niños y adolescentes, quienes pasan gran parte de su día enlazados a distintos dispositivos dejando de lado algunas actividades recreativas que se pueden realizar al aire libre y además en equipo. Para ello existen algunas opciones divertidas que permitirán que los más chicos de la casa puedan pasar un momento entretenido junto a sus amigos, fuera del mundo digital y además haciendo actividad física, una disciplina que es importante de impulsar desde pequeños.

Jump Spot, el primer parque de trampolines del país, cuenta con opciones que incluyen camas elásticas de saltos libres, zona de básquet, trampolines, piscina de espuma, área del conocido juego matagente, entre otros; que los más chicos de la casa podrán realizar junto a sus amigos e incluso con los adultos, ya que es una forma de diversión para toda la familia. 

A continuación, Jump Spot menciona algunos de los beneficios de hacer deporte y ejercicio físico en niños, y que mejor si es de forma entretenida. ¡Toma nota!

  1. Ayuda a superar la timidez y a ser más extrovertido. Al tener que interactuar con niños de su edad y socializar con adultos que lideran la disciplina, permite que se sientan parte de un equipo ayudándose entre ellos e impulsando habilidades de sociabilidad de forma más fácil y genuina.
  • Previene el sobrepeso y la obesidad. El sobrepeso en niños es un problema que continúa en aumento incluso en nuestro país, debido a algunos patrones de alimentación. Por esa razón es importante fomentar las actividades físicas que permitan tener un estilo de vida saludable siempre que esté acompañado de una correcta nutrición.  
  • Se generan hábitos de ocio saludables, alejándolos de alternativas lúdicas sedentarias. Al enseñarles desde pequeños las alternativas de juego en movimiento, estamos mostrándoles formas de divertirse y pasarla bien fuera de los videojuegos o cualquier otra opción sedentaria que no supone ningún esfuerzo físico o beneficio adicional. Al persistir en ellos se creará un hábito que continuará a lo largo del tiempo.
  • Aprenden a conseguir objetivos, aceptar las reglas y competir sanamente. Los juegos con actividad física permiten enseñarles a los más chicos que no todo es inmediato ni fácil de conseguir, además de mostrarles fuera de los triunfos, que también hay batallas que se pierden y se deben afrontar lejos de la frustración.
  • Contribuye a un mejor equilibrio emocional. Al igual que los adultos, la vida en los niños puede estar sometida a presiones que si bien son de otro tipo, se pueden interpretar como una amenaza; por ello la actividad física contribuye a  reducir los niveles de estrés y la liberación de endorfinas, la hormona de la felicidad.

Si eres papá, aprovecha con tus hijos las vacaciones de verano y fomenta en ellos hábitos saludables, divertidos y que se puedan realizar en familia, de esta manera pasarán tiempo de calidad juntos.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button