Economía & Negocios

¿Qué fue lo que ocurrió con la criptomoneda $SQUID?

Business Empresarial.- En octubre del año 2021 se diseñó esta moneda de tipo crypto, la cual se basaba en el éxito de una serie llamada “El juego del Calamar” o “Squid Game”, por su traducción al inglés. De ahí vendría el nombre de la criptomoneda. Además, la premisa de esta moneda también estaría basada en el show mencionado, puesto que se anunciaba un premio para los que participaran e invirtieran en esta moneda de tipo crypto. En un principio resultó todo un éxito, ya que muchos se aventuraron a hacer inversiones grandes en $SQUID y se podía ver como el precio de la misma aumentaba cada vez más. Aunado a ello, los desarrolladores habían establecido una característica para prevenir que los usuarios con muchos fondos realizaran ventas grandes de sus recursos e hicieran que el valor de la criptomoneda cayera. Esta funcionalidad se conoce como “anti dumping” y su principal razón de ser es porque en muchos casos las ballenas (o personas que han invertido mucho en una criptomoneda) venden las unidades de monedas que hayan adquirido para obtener una ganancia, en una movida que los beneficia, pero que deja al entorno general de la criptomoneda en una situación paupérrima.

¿Por qué $SQUID ya no existe?

En pocas palabras, los creadores diseñaron la criptomoneda para capitalizarse, en vista de la gran atención que había tenido el show “El juego del Calamar”. Es decir, no se creó con el fin de tener una moneda estable que durara por mucho tiempo, tal como sucede con el bitcoin, el dash, el dogecoin y otras que aún permanecen luego de muchos años. Por ello, se sugiere irlas utilizando y apoyarse en diferentes portales web tales como bitindex prime. Retomando el tema de la criptomoneda $SQUID, es menester agregar que sus desarrolladores no tienen nada que ver con los creadores de la serie que se emitió por plataformas de streaming. La responsabilidad por lo sucedido recae en las personas que diseñaron dicha moneda digital. Su forma de actuar fue que desactivaron la limitación de vender muchas criptomonedas de forma secreta, con el fin de que solo los creadores pudieran venderlas de forma súbita, capitalizando así en el valor que había adquirido el $SQUID. Como era de esperarse, este movimiento financiero repercutió en la valoración de la criptomoneda, llevándola a cero, lo cual trajo como consecuencia su desaparición.

¿Qué lecciones deja lo sucedido con $SQUID?

Además de las precauciones básicas y el sentido común que aplican los usuarios e inversionistas al adquirir una criptomoneda, es prudente estudiar lo que aconteció en este caso. En primer lugar, no existían datos fidedignos que avalaron la creación de la criptomoneda, los cuales están presentes en prácticamente todas las monedas de tipo crypto. Para encontrarlos basta con hacer búsquedas sencillas en los motores de búsqueda web. Cabe destacar que hoy en día cualquiera puede crear su propia criptomoneda, tal como se detalla acá. En segundo lugar, no existía información sobre quien había creado $SQUID, lo cual generaba dudas. Además, las evaluaciones de esta moneda digital arrojaban resultados ambiguos, más que todo cuando se simulaban transacciones en portales web especializados. Estas evaluaciones consisten en hacer una compra o venta ficticia y ver cómo se “comporta” la criptomoneda. Si actúa conforme a las prácticas más correctas y al funcionamiento común de las criptomonedas, se considera que es confiable. Ahora bien, también aplican otros medidores que se toman en consideración, cuyos detalles técnicos dependerán de los encargados de las pruebas. Para finalizar se debe acotar que la mayoría de las criptomonedas son recursos sólidos y que se mantienen por muchísimo tiempo, demostrando así una estabilidad y seguridad.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button