Más que una marca de piel: Tatuajes de flores, un arte inspirado en la naturaleza

Más que una marca de piel: Tatuajes de flores, un arte inspirado en la naturaleza

Business Empresarial.- Más que una moda social es una forma de expresión, un amuleto que eliges para siempre o un lunar que diseñas para tu piel, así lo describe Daniela Armas Soto, tatuadora y artista, quien ha sabido destacar en el mundo del tatuaje gracias a sus creaciones y estilo único inspirado en la naturaleza.

“Para mí los tatuajes son arte en la piel y una de las pocas técnicas artísticas que se realiza sobre un organismo vivo. Mi amor por este arte empezó cuando me percaté que con este canal podría cumplir mi sueño de crear constantemente y así permitirme transformar y llenar un vacío en la persona que los recibe”, indicó Daniela.

Teniendo a la naturaleza como musa, la diseñadora se ha especializado en los tatuajes de flores y a color, con intención de dar mayor vida y crear una conexión con la naturaleza, buscar la sutileza en la piel transmitir lo que la persona quiere expresar.

“Hacer un tatuaje implica gran responsabilidad, tener presentes los procesos de bioseguridad, significa transformación, compromiso con el arte y la persona que lo recibe. Sobre todo, porque se trata de lunares que escogemos, para mí son amuletos al que se atribuye una intención o significado”, acotó la venezolana de 28 años.

Daniela Armas Soto se ha abierto camino dentro del mundo del tatuaje junto a su compañero Camilo Marin Wikander, artista ilustrador y tatuador, quien también es amante de este trabajo. Ambos iniciaron y se desarrollaron buscando siempre la originalidad y la limpieza en la técnica gracias al apoyo mutuo se han impulsado en este medio, estudiaron y adquirieron nuevas técnicas hasta conseguir su propia identidad. Gracias a ello nació Das Colors.

“Comencé a introducirme con mayor compromiso compartiendo con tatuadores en Colombia, México, Estados Unidos, España y Perú, especializarme me ha tomado 6 años y definí mi estilo hace 4 años. Lo que más amo de tatuar es que el arte no tiene género y la naturaleza es el lugar donde suelto y me recargo, me ayuda mucho a inspirarme y esto me ha permitido recorrer gran parte del mundo para demostrar mi talento”, remarcó.

La joven señaló que a diferencia de lo que muchos creen, en efecto sí se puede vivir de esta carrera dibujando, creando y amando lo que se hace, e incluso cumplir los sueños que te propones.

“El tatuaje me ha demostrado que el arte no tiene límites y que todo depende de tu voluntad para seguir desarrollándote. A mí me gustaría ser una referencia positiva para quienes quieran vivir creando y confiar en lo que aman, y sueño con viajar a Asia y seguir explorando más países para seguir nutriéndome y conocer las diferentes técnicas y estilo desde un punto de vista más cercano”, concluyó.

leave a reply

FLUYEZCAMBIOS