Artículo de la Semana

La Tía María

Escribe: Dr.© MBA Fernando Garcia – Rada Anderson, Socio Estudio Garcia – Rada & Asociados.

Business Empresarial.- “La Tía María”, -en adelante la “TIA”-, es una novela de corte político y económico, que les pretenderé narrar rápidamente sin mayor intelecto literario y bastante (espero) intelecto económico”.

La historia nos remonta para este mismo 2019, que algún emprendedor del ejecutivo -o sea del gobierno- se le ocurrió que era buen momento de mover a la “TIA” (Qué dormía el sueño de los justos, desde varios años atrás ya), claro, quizás algo azuzados por algunos “Influencers” económicos – más conocidos como lobbistas -, es así, que el órgano ejecutivo correspondiente y con la venia del mismísimo presidente, cometen el clarísimo error de despertar y licenciar a la “TIA”.

No bastando con esto, el anuncio que sorprendió a casi todo peruano, fue el del presidente Martin Vizcarra, de adelanto de elecciones generales, y congresales en su discurso a la Nación del 28 de Julio de este 2019. Más allá de ser un acto de desprendimiento político (necesario para muchos), fue un flechazo congresal, donde les anunciaba el recorte de sus presupuestos en sus futuras arcas (seguro muchas ya comprometidas).  Esto claro no fue de gusto alguno para esta clase política, que respondieron muchos con cualquier argumento, técnico o no, estaban molestos, eran sus economías y la defienden como pueden, claro olvidando su sagrado juramento que hicieron al asumir sus cargos y para los que fueron elegidos, pero eso ya lo sabemos todos.

Entonces, ¿quién despertó realmente a la “TIA”?, el mismo acto administrativo o las furias políticas generadas con el discurso del 28 de julio, o los oportunismos de los infaltables mal elegidos oportunistas y floreros disfrazados de dirigentes políticos regionales (que ya los conocemos, tanto los internos, como externos también). Entonces en mi opinión, se gestó así la “Tormenta Perfecta” en donde todos pusieron lo suyo, y hoy ya vemos los resultados económicos tangibles, contracción económica y una caída fuerte en el empleo en el sur, y esto aun no acaba lamentablemente. Esto indudablemente son los efectos directos de la “TIA”, esta, además esta de pertenecer al sector impulsor de la actividad económica (somos un país minero), su PBI es negativo en -3.01% (Mes Junio 2019, PBI País +2.62%), también tenemos los otros impactos, como el paro, toma de vías y otras acciones de fuera de orden, hace que otros rubros de la economía también se afecten fuertemente, así pues mucha de la producción local se pierde y pierden ellos mismos, sus familiares, vecinos y amigos, ojo y estas afectaciones aun continúan, ya que la agitación política continúa, incluso con proyectos ya aprobados y en marcha como es el caso de Quellaveco.

Entonces, lamentablemente en nuestro país existe una clara metodología de “Agitación Social”, muy usada para levantar los que podrían ser legítimos reclamos, pero con fuertes distorsiones en sus intenciones, la historia es clara y reciente, los desastres económicos son mas que evidentes en los territorios sometidos a estas perversas metodologías sociales, esto no es nuevo, o no recuerdan al megaproyecto “Conga”, que no ve la luz hasta ahora, al igual que su fuerte líder opositor, gobernador regional de entonces, que hoy ejerce nuevas funciones en centro penitenciario de su misma región, la historia se repetirá.

No quiero terminar con este pesimismo histórico, prefiero recomendar acciones a seguir para tratar de rescatar a la economía del “embrujo político”, tales como:

1) Evitar bajo cualquier medio -incluido redes sociales por favor- hacer agitación política (suficiente la que tenemos, ésta tiene repercusiones económicas).

2) Sofocar todo conflicto social fuera de orden (esto es tomas de vías, piedras y palos como medios), el conflicto es muy costoso para la economía.

3) Debemos buscar potenciar el desarrollo económico en los sectores de corto plazo viables y dejar los sectores más sensibles hasta nuevo mandato con respaldo político.

4) Finalmente, aplicar técnicas más esotéricas, y desearle muchísima buena suerte a la economía Peruana, y logremos al menos un crecimiento decente para el año 2019, qué para mí, sería alrededor de 2.5% PBI, and Happy New Year Perú.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button