Economía & Negocios

La confianza de los empresarios peruanos registra su nivel más alto en años

El Índice de Confianza de Vistage Perú, que mide el optimismo del empresariado local, subió 13 puntos y alcanzó su nivel más alto desde el inicio de la pandemia. El 78% de los empresarios encuestados espera el aumento de su facturación en lo que resta del 2024.

Business Empresarial.- La confianza empresarial en el Perú se consolida al mostrar expectativas positivas frente a la promesa de la recuperación económica. En efecto, el último Índice de Confianza de Vistage Perú
cerró con 124 de puntaje, llegando a su nivel más alto desde que ocurrió la pandemia del COVID-
19.

El estudio revela un incremento de 13 puntos con relación al periodo anterior, por lo que desencadena dos trimestres consecutivos de mejoras. Este avance en la confianza se debe al repunte de la actividad económica en sectores clave como la minería, el comercio y el turismo que sustenta una tendencia al alza del Producto Interno Bruto (PBI), además de una demanda interna más robusta y un FEN menos intenso de lo proyectado.

Este estudio revela las percepciones y expectativas económicas de 116 empresarios miembros de Vistage Perú, entre CEO, dueños de grandes y medianas empresas, gerentes generales y ejecutivos.

Expectativas económicas
El 33% de los CEO peruanos coinciden en una percepción más positiva de la economía durante el primer trimestre de 2024 en comparación con el año pasado. El 46% cree que aún hay similitud con el panorama económico del año pasado, por lo que, este grupo empresarial espera concretar acciones estatales que avalen grandes proyectos en minería, energía e infraestructura.

Un signo que materializa la recuperación de la confianza de los líderes empresariales que más de la mitad (56%) tiene una expectativa positiva sobre el desarrollo de la economía durante los próximos meses. En cambio, el 38% reserva sus expectativas sobre la senda del crecimiento económico, en parte por el "equilibrio frágil" alrededor del manejo político, como lo describió BBVA Research en su informe de actualización sobre las proyecciones del rebote económico.

Inversión en activos fijos
El 53% de los empresarios consultados estiman que su volumen de inversión permanecerá en los mismos niveles al del año pasado. Mientras que el 41% piensa ampliar sus inversiones en los próximos meses. Esta cifra va en sintonía con las estimaciones del Instituto Peruano de Economía (IPE), que habla de un avance del 5% en las inversiones de las empresas privadas durante enero y febrero pasado.

“Para dinamizar la inversión privada se requiere un entorno político predecible y favorable para los negocios. Acciones clave como el avance en grandes proyectos de infraestructura, mayor acceso al financiamiento y la apertura de nuevos mercados vía acuerdos comerciales ayudará a fortalecer un trabajo conjunto y no desviar el curso progresivo del crecimiento económico”, manifestó Ignacio Mealla, director de Vistage Perú.

Facturación
La tendencia más marcada entre los líderes empresariales consultados (78%) es la confianza en que el consumo de las familias peruanas y las compras de otras empresas se reestablezcan a lo largo de este 2024.

Según los Índices Big Data de Consumo e Inversión por el BBVA Research, hubo una óptima evolución del consumo privado y la inversión a inicios de este año que se traducen en mayores ventas y utilidades para las empresas, que genera un círculo virtuoso al incentivar a las empresas a contratar más personal y aumentar los ingresos, a fin de retroalimentar el consumo.

Rentabilidad
El 71% de los empresarios confía en que la rentabilidad de sus negocios mejore conforme avance este año, gracias al panorama prometedor de recuperación económica y el control de la inflación que facilita la planificación empresarial de costos y precios. Sin embargo, el 22% aún conserva cierta resistencia al concluir que sus ganancias se mantendrán igual.

Recursos Humanos
Más de la mitad de los CEOs sondeados (55%) planea continuar con el aumento de sus planillas de trabajadores. Este indicador, que va cuesta arriba por dos periodos consecutivos, es una señal de esperanza para contrarrestar la tasa de desempleo en alza (6.4%) reportada por la última encuesta de Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), que coincide con el aumento de la pobreza del 1.5 % en 2023.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button