El 75% de oficinistas considera que la menor interacción producida por el trabajo remoto afecta su crecimiento profesional

El 75% de oficinistas considera que la menor interacción producida por el trabajo remoto afecta su crecimiento profesional

Business Empresarial.- Tras más de un año de pandemia, el retorno a las oficinas en el Perú comienza a ser una realidad que muchas empresas han empezado a visitar bajo distintos formatos. De acuerdo al estudio “El futuro del uso de espacios de oficinas”, realizado por el estudio de diseño global CHAZZ, una empresa de NTT DATA, a 268 oficinistas de diferentes sectores de Lima Metropolitana, si bien el teletrabajo ha funcionado relativamente bien durante la pandemia, el trabajo presencial sigue siendo importante para construir y mantener una cultura organizacional, promover la co-creación, la creatividad y, en muchos casos, hasta una mayor productividad.

“Encontramos que son varios los factores que resultan atractivos del trabajo en oficina”, destaca Mathieu Reumaux, Head of Strategic Design en CHAZZ. “En principio, la interacción diaria con colegas y pares, que desarrolla y fomenta el pensamiento crítico y creativo; el hecho de poder separar la vida laboral de la personal; y el sentimiento que muchos tienen de ser más productivos en el espacio de trabajo que en sus hogares, en donde se pueden distraer con mayor facilidad”, agrega.

En este sentido, el 59% de los encuestados menciona que la interacción, formal e informal con otras personas dentro del espacio de trabajo es lo que más echan de menos del trabajo en oficina.  Asimismo, el 50% detalló que no se encuentran a gusto con la falta de separación que ven de su vida laboral y personal a causa del trabajo remoto, y el 75% de las personas encuestadas considera que este contexto afecta su crecimiento profesional, debido principalmente a la disminución de interacciones con otras personas y áreas de su compañía. Y es que queda claro que los esquemas exclusivos de trabajo remoto han resultado muy complicados para propiciar el adecuado ambiente laboral al que estamos acostumbrados.

“Vemos que esto ha afectado también a las personas nuevas que entran a una empresa, ya que han tenido que conocer la cultura y dinámica de trabajo de una empresa en la que no hay un espacio físico en el que se articule todo esto, lo cual puede terminar afectando su desempeño”, indica Reumaux. Por ejemplo, el estudio mostró que el 30% de los jóvenes encuestados de entre 19 y 25 años no tienen claridad de lo que tienen qué hacer en su día a día, ya que no cuentan con alguna persona que los pueda guiar adecuadamente. La falta de un espacio físico para interactuar impacta también en las posibilidades que tienen estas nuevas generaciones para desarrollar una red de contactos que les facilite en crecimiento profesional.

A pesar de la clara importancia que tiene la oficina para el bienestar y desempeño de los colaboradores, el trabajo remoto ha tenido también sus beneficios. Tal es así que el estudio mostró que el 77% de las personas estaría a favor tener un trabajo híbrido, ya que les da la posibilidad de pasar algunos días en casa y otros en oficina puesto que las relaciones de encuentro social son muy importantes. Además, 9 de cada 10 encuestados afirma querer realizar encuentros presenciales en algún momento de su jornada laboral.

Lo cierto es que el regreso a oficinas se seguirá dando de forma paulatina en los próximos meses y el para las inmobiliarias y gestores de oficinas será el de preparar sus instalaciones en cuanto a formato y protocolos, de modo que estas se ajusten a las necesidades de los trabajadores y sean espacios seguros.

leave a reply

FLUYEZCAMBIOS