Educación Ejecutiva

Educación financiera para niños y niñas: Cinco consejos para enseñarles a administrar su dinero

Discutir abiertamente sobre el valor del dinero, establecer metas financieras y demostrar hábitos de ahorro y gasto inteligentes en casa es el primer paso para que los niños y niñas aprendan sobre la buena gestión del dinero.

Business Empresarial.- En un mundo donde la educación financiera es cada vez más crucial, enseñar a los niños a gestionar adecuadamente su dinero se ha convertido en una prioridad para los padres que esperan que sus hijos eviten deudas y alcancen una libertad financiera en la edad adulta. Asimismo, permite que tengan capacidades de ahorro e inversión y, por supuesto, mejores niveles de vida y economías robustas.

“La mayoría de los niños aún no son capaces de generar sus propios ingresos, sin embargo, muchas veces reciben propinas que rápidamente desean gastar. Son en estos casos en donde debemos aconsejar acerca del uso del dinero y la capacidad de ahorro que debe tener el niño. El uso de la alcancía como herramienta de ahorro y la definición de una meta financiera con una periodicidad de tiempo es importante en estos casos. Un claro ejemplo es el mantener alcancías robustas por un año y que sirva como pago de alguna compra que desee realizar el niño”, afirma el Mag.  Omar Manuel Saavedra Mantilla, especialista en Finanzas Corporativas, docente del curso Asistente Contable y Financiero del Programa de Educación Continua del Instituto Carrión.

Teniendo en cuenta ello, el especialista recomienda educar a los niños y niñas desde edad muy temprana para abordar conceptos importantes como ingresos, gastos, ahorro e inversión. Asimismo, brinda los siguientes consejos:

  1. Enséñale el valor del dinero. La primera estrategia es siempre conversar con ellos sobre qué es el dinero y su importancia en la vida. Es fundamental que los niños comprendan el valor del dinero y cómo se gana. Otórgale una cantidad semanal o mensual a tus hijos por alguna actividad que realicen para enseñarles la relación entre el trabajo y la compensación.
  2. Introduce conceptos fundamentales. Luego de otorgarle una actividad remunerada que esté a su alcance puedes introducir conceptos básicos de presupuesto, ahorro e inversión. Con esto los ayudarás a que tomen decisiones informadas sobre cómo gastar su dinero.
  3. Enséñale a diferenciar entre una necesidad o deseo. Las personas desde niños deben aprender que las necesidades forman parte de lo que se requiere para vivir y que no podemos evitar pues de lo contrario nos veríamos perjudicados. Nos referimos a la alimentación, vivienda y estudio. Son necesidades básicas. Sin embargo, los deseos implican lo que las personas desearían tener, por ejemplo, una bicicleta o un celular, pero no son esenciales para vivir.
  4. Utiliza juegos educativos. Además de las lecciones practicadas en casa, existen numerosos recursos educativos para enseñar habilidades financieras a los niños. Desde juegos de mesa hasta aplicaciones digitales que podrían, de manera práctica y divertida, enseñar a los niños el concepto del dinero, gastos, ahorro e inversión. Los más conocido son Monopolio y Cash Flow.
  5. Sé un modelo que seguir para ellos. La primera lección en la gestión del dinero para los niños comienza en casa, por lo que es importante enseñar desde el ejemplo, eso significa que tú, como padre o madre, debes saber y aplicar conceptos importantes como ahorro, inversión, gastos, costo del dinero y deuda.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button