Artículo de la Semana

Canales digitales: ¿beneficios para los empleados?

Escribe: Giancarlo Ameghino, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland.

Business Empresarial.- Aunque a muchos les puede parecer algo habitual, limitar el acceso a las redes sociales –sean internas o externas- entre los empleados de una compañía empieza a parecer una práctica algo rancia.

El acceso a la información interna es tan importante como el acceso a la información externa, así que cualquier censura a las redes implica censura a la información. Pensemos que nuestros contactos en las distintas redes nos proporcionan informaciones selectas y de valor que de otra manera tardaríamos días en encontrar.

Una empresa, decidió probar la teoría de las redes sociales como herramienta útil en el trabajo y no una distracción. Y es un hecho: no aumenta la productividad si se eliminan las redes sociales del trabajo. Las compañías que lo hacen piensan que están ayudando a que sus empleados no se distraigan, sin embargo, este ejemplo es un claro indicador de lo contrario.

El 70.5% de los recursos humanos de esta empresa, una compañía de servicios y soluciones de tecnología, ya usa de forma habitual la red social interna de la compañía para mejorar el desarrollo de su trabajo diario. Esta nueva medida, implementada desde hace tres años, ha tenido una respuesta positiva por parte de los empleados, obteniendo un incremento desde la cifra inicial de 50%.

El uso de las redes sociales dentro de esta organización más bien implicó una mejora notable en cuanto a la forma de trabajar. Los profesionales asimilaron esta herramienta muy positivamente, debido a las ventajas que acarrea, tales como ahorro de tiempo, desplazamientos y acceso a la información, conocimiento y experiencia, aprovechamiento de sinergias comerciales e incluso agilidad de las relaciones con empleados de otros países donde la compañía está presente.

El resultado de este proyecto concluyó con la posibilidad de introducir a los clientes externos en la propia red de la compañía para proyectos concretos. Quizás haya sido un factor importante de éxito el hecho de que se tratase de una red interna en lugar de plataformas convencionales como Twitter o Facebook. Aunque personalmente opino que estas, lejos de ser una pérdida de tiempo, pueden resultar muy beneficiosas para la empresa si se emplean de forma adecuada, más aún para la interacción “hacia afuera”, como son tus clientes, consumidores finales o comunidad en general.

De hecho, los empleados que tienen acceso a las redes sociales suelen involucrarse en el apoyo de las acciones y estrategias de su compañía a través de las mismas, y comunicarse con sus compañeros de trabajo de forma mucho más relajada, incentivando el espíritu de equipo. No significa que en todos los ámbitos de trabajo sea una buena idea recurrir a las redes sociales, pero si se hace de forma inteligente, puede ser una forma de publicitarse de forma gratuita, además de permitir que los empleados compartan sus logros laborales online.

Censurar las redes sociales a los profesionales solo traerá desconfianza y desazón. En pleno siglo XXI, la apuesta es por navegar en un océano abierto: si los marineros están bien preparados, se pueden alcanzar más destinos que en un mar cerrado.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button