Cadena de electrificación: ¿Cómo llega la electricidad a nuestros hogares?

Cadena de electrificación: ¿Cómo llega la electricidad a nuestros hogares?

Business Empresarial.- Actualmente usamos la electricidad para la mayoría de nuestras actividades cotidianas. Muchos de los aparatos que tenemos en casa funcionan a través de la corriente eléctrica, por ejemplo, el televisor, la lavadora, la computadora, el sistema de luz, etc. El proceso parece tan sencillo como conectar nuestros dispositivos al enchufe o apretar el interruptor de luz. Sin embargo, la electricidad debe seguir un largo recorrido para finalmente llegar a nuestros hogares.

En ese sentido, Wiliam García, Jefe del segmento Distribución en Indeco, empresa Nexans comparte el proceso de la cadena de electrificación:

  1. Generación

Lo primero que hay que saber es que la electricidad no proviene de la naturaleza. Por ello, para poder obtenerla se deben transformar las materias primas que sí encontramos en nuestro entorno natural.

Estas materias pueden provenir de fuentes no renovables como el petróleo, gas natural o carbón; o de fuentes renovables como biomasa, solar térmica, solar fotovoltaica o eólica (viento). Luego, estas materias primas se procesan en centrales eléctricas donde son transformadas. 

  1. Transmisión

Una vez generada, se debe transportar la energía eléctrica. Para lograrlo, se le aumenta la tensión o voltaje en los centros de transformación. De esta manera se asegura que pierda la menor energía posible durante el trayecto.

Esta electricidad “recargada” viaja a través de redes de alta tensión hacia las subestaciones de distribución.

  1. Distribución

Cuando la energía eléctrica ha llegado a las subestaciones, se le reduce la tensión para ejecutar su distribución a través de la red de cables subterráneos o elevados que llegan a los hogares. Es importante mencionar que la electricidad pasa por un medidor que calcula la cantidad de energía que se va a utilizar y se encarga de distribuirla por toda la casa.

  1. Uso

El último paso de la cadena de electrificación es el uso de la electricidad como tal a través de conductores eléctricos. Además de su utilización en las casas, puede usarse a nivel industrial, para infraestructuras de gran escala, a nivel comercial, de movilidad (vehículos eléctricos), etc.

Si bien existen soluciones de conductores eléctricos en el mercado es importante revisar que cuenten con las certificaciones correspondientes y laboratorios certificados que puedan constatar el documento que emiten, para que aseguren la correcta utilización de la electricidad en diferentes escenarios. “Por ejemplo, en Indeco, empresa Nexans, hemos lanzado la nueva Línea Plus, que disminuye la emisión de humo negro, en caso de incendio, por lo que garantiza hasta tres veces más la visibilidad, aumentando hasta cuatro veces más las posibilidades de evacuación. Además, produce un 28 % menos de halógenos (gases tóxicos) y no propaga el incendio” indicó García. 

“A pesar de que la cadena de electrificación es un proceso complejo, la electricidad forma parte muy importante de nuestra vida cotidiana y permite el funcionamiento de muchas herramientas que el ser humano requiere diariamente. En ese sentido, debemos ser conscientes del uso que le damos y aprovechar al máximo las fuentes renovables para producir esta energía”, finalizó el ejecutivo de Indeco, empresa Nexans.

leave a reply

FLUYEZCAMBIOS