Tecnología

Una visión a largo plazo de las políticas de información médica errónea de YouTube

Una actualización de cómo YouTube observa el futuro de las políticas de información médica errónea, incluida la que se relaciona con el cáncer.

Business Empresarial.- Dado que la información médica, y la información errónea, cambian constantemente, YouTube necesita un esquema de políticas que se sostenga a largo plazo y que pueda mantener el equilibrio justo entre quitar el contenido extremadamente dañino y garantizar que haya espacio para el diálogo y los debates. Si bien algunos lineamientos médicos específicos pueden cambiar con el tiempo a medida que se obtengan conocimientos nuevos, el objetivo es asegurarse de que, en áreas muy estudiadas de consenso científico, YouTube no sea una plataforma para distribuir información que pueda dañar a las personas.

De aquí en adelante, YouTube simplificará decenas de sus nuestros lineamientos de información médica errónea existentes para incluirlos en tres categorías: Prevención, Tratamiento y Negación. Estas políticas se aplicarán a afecciones médicas, tratamientos y sustancias específicas cuando el contenido contradiga a las autoridades de salud locales o la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para determinar si las políticas de información médica errónea incluirán una afección, un tratamiento o una sustancia, se evaluará si está asociado a un riesgo elevado para la salud pública, a lineamientos de autoridades sanitarias de todo el mundo disponibles públicamente y si suele ser susceptible de información errónea.

El esquema tendrá la siguiente estructura:

Información errónea sobre la prevención: Se retirará el contenido que contradiga los lineamientos de las autoridades sanitarias respecto de la prevención y transmisión de afecciones médicas específicas, y de la seguridad y eficacia de las vacunas aprobadas. Esto incluye, por ejemplo, el contenido que promueve una sustancia nociva para la prevención de enfermedades.

Información errónea sobre el tratamiento: Se removerá el contenido que contradiga los lineamientos de las autoridades sanitarias respecto de los tratamientos de afecciones médicas específicas, incluida la promoción de sustancias o prácticas nocivas específicas. Los ejemplos incluyen el contenido que fomenta el uso de remedios no aprobados en lugar de buscar atención médica para afecciones específicas, como promover el uso del cloruro de cesio como tratamiento para el cáncer.

Información errónea con negación: Se retirará el contenido que niegue la existencia de afecciones médicas específicas. Esto incluye el contenido que niegue que haya personas que murieron a causa del COVID-19.

El objetivo es ofrecer reglas más claras y contar con un esquema más transparente para evaluar si determinadas enfermedades o afecciones deberían incluirse en el futuro. Para mayor información, se podrá consultar al Centro de ayuda para ver más detalles y ejemplos.

Eliminación de información errónea sobre tratamientos contra el cáncer

Cuando los pacientes con cáncer y sus seres queridos deben enfrentarse a un diagnóstico, a menudo recurren a espacios en línea para investigar los síntomas, conocer posibles tratamientos y encontrar una comunidad. La misión de YouTube es asegurarse de que, cuando visiten la plataforma de videos, puedan encontrar con facilidad contenido de alta calidad de fuentes sanitarias confiables.

En la implementación de este enfoque actualizado, la información errónea relacionada con los tratamientos contra el cáncer encaja con el nuevo esquema, ya que el riesgo que plantea para la salud pública es alto (el cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo), hay consenso estable en relación con los tratamientos seguros para esta enfermedad de parte de las autoridades sanitarias locales y globales, y es un tema susceptible de información errónea.

A partir de hoy y de manera gradual en las próximas semanas, se retirará el contenido que promueva tratamientos contra el cáncer que se haya demostrado que son nocivos o ineficaces, así como el contenido que desaconseje a los usuarios buscar atención médica profesional para su tratamiento. Esto incluye contenido en el que se promocionen tratamientos no aprobados como curas garantizadas o reemplazo de la atención médica autorizada, y tratamientos que las autoridades sanitarias consideren nocivos específicamente. Por ejemplo, se quitará un video en el que se diga que “el ajo cura el cáncer” o que aconseje “tomar vitamina C en lugar de hacer radioterapia”.

Y como parte del esfuerzo continuo por incrementar la cantidad de contenido relacionado con la salud de alta calidad en YouTube, se publicará una playlist con videos informativos e interesantes relacionados con el cáncer de una variedad de fuentes autorizadas y se colaborará con la Mayo Clinic en nuevo contenido de video para compartir información sobre condiciones de cáncer y los últimos tratamientos de vanguardia.

El diálogo y los debates son fundamentales para el avance de la ciencia y la medicina. Se evaluará constantemente el contexto antes de aplicar las políticas y se permitirá el contenido en un contexto educativo, documental, científico o artístico. Uno de los elementos que se analizará es el interés público. Esto significa que se permitirá contenido que sea de suficiente interés público como para permanecer en YouTube incluso si se consideraría que infringe nuestras políticas de otra manera, por ejemplo, un video de una audiencia pública o comentarios hechos por candidatos políticos nacionales en período de campaña que contradigan los lineamientos de las autoridades sanitarias o videos gráficos de zonas de guerra activas o de crisis humanitarias. También se podrán hacer excepciones en el caso de testimonios personales o contenido en el que se debatan resultados de un estudio médico específico. Agregarle contexto a un video no garantiza que no se quitará y también es posible que se controle el acceso por edad en algunos contenidos o se mostrará un panel con información debajo de estos videos para ofrecer contexto adicional a los usuarios.

En el futuro, YouTube se asegurará de contar con un esquema sólido para poder incorporar políticas de información médica errónea nuevas a medida que sean necesarias. Se continuará revisando los lineamientos de las autoridades sanitarias globales para verificar que las políticas se adapten a ellos. El objetivo es que el enfoque sea claro y transparente, de modo que los creadores de contenido comprendan las restricciones de las políticas y los usuarios sepan que pueden confiar en la información de salud que encuentran en YouTube.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button