Economía & Negocios

Sector educación: Se prevé mayor fiscalización ambiental con la publicación de reglamento

A partir del 2024, la fiscalización ambiental en el sector educativo estará a cargo de la OEFA, lo que implicará mayor supervisión en la gestión ambiental de las instituciones educativas.

Business Empresarial. El Ministerio de Educación (MINEDU) aprobó recientemente el Decreto Supremo Nº 010-2023-Minedu que redefine las responsabilidades y competencias en materia de fiscalización ambiental en el sector educativo. Esta modificación tiene la finalidad de promover la sostenibilidad y asegurar un adecuado cumplimiento de las normas ambientales en el sector educativo.

Vito Verna, socio de Derecho Ambiental de CMS Grau, explica que uno de los cambios más importantes será el traspaso de funciones hacia el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), entidad especializada en la supervisión y fiscalización ambiental en el país.

Con esta transferencia de funciones, el sector educativo contará con una autoridad dedicada exclusivamente a la fiscalización ambiental, lo cual representa un cambio significativo para el cumplimiento de las normativas en este ámbito.

Esto impactará especialmente a aquellos centros educativos o universidades, con características particulares, como la presencia de animales, uso de productos químicos, fertilizantes, insumos hospitalarios o residuos sólido especiales”, detalle Verna.

El abogado de CMS Grau explica que: “es previble que OEFA depliegue una actividad de supervisión y fiscalización mucho más intensa que la que actualmente existe, por lo que es muy importante que las instituciones educativas y deportivas verifiquen el cumplimiento de las normas establecidas en sus respectivos instrumentos de gestión ambiental y la legislación ambiental vigente”

Con esta nueva etapa en la fiscalización, el sector educativo enfrenta un nivel de supervisión y responsabilidad aún mayor. Las empresas del sector deberán adaptarse y tomar medidas para asegurar el cumplimiento adecuado de las normas ambientales, especialmente en lo relacionado con la gestión de residuos sólidos, el manejo de recursos hídricos y el acatamiento de los instrumentos de gestión ambiental.

La transferencia de la fiscalización ambiental del MINEDU a la OEFA representa un hito relevante en la búsqueda de una educación más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button