Artículo de la Semana

¿Qué vivencias ya tuve como mujer en el mercado de la tecnología?

Tatiana Fonseca, VP Ejecutiva (EVP) de Operaciones Cirion Technologies.

Business Empresarial.- ¿Qué mujer no ha escuchado alguna vez frases como estas en su trabajo diario? “Aquí viene (nombre de la mujer) a embellecer la reunión”, “¿Estás en uno de esos días?”, “¿Está todo bien en casa?”, “Ella estuvo muy masculina”, “El embarazo dificultará tu crecimiento”, “Debes estar saliendo con el jefe”. Voy a
detenerme aquí, pero la cantidad de frases y expresiones es inmensa, al igual que el machismo en nuestra sociedad. Sin embargo, me voy a focalizar en el mercado de trabajo, especialmente en el de la tecnología, en el cual me desempeño hace más de 30 años, y en cómo tener éxito en esta área.

En TI, muchas mujeres todavía escuchan a menudo: «Qué genial que estés en esta área aunque seas mujer». Lamentablemente nosotras, las mujeres, todavía somos pocas en este mercado.  Para ser más exacta, la Encuesta Nacional por Muestra de Hogares (PNAD) más reciente, llevada a cabo por el IBGE, señala que solo el 20% de los
profesionales que se desempeñan en esta área son mujeres. Y viviendo esta realidad a diario, siempre me pregunto ¿por qué sigue pasando hasta el día de hoy?

Ciertamente, hay muchas explicaciones posibles, que van desde prejuicios, sexismo, contextos históricos y sociales, además de las dificultades reales, emocionales e incluso físicas, que sólo las mujeres conocemos. Todo esto tiene grandes consecuencias.  Una de las que más sentí es la falta de referentes profesionales femeninas en el área de TI.  Durante mi trayectoria, tuve pocas o ninguna.  En 1993, cuando comencé mi carrera, la cantidad de mujeres que ya habían recorrido el camino antes que yo, y en quienes me podía ver reflejada, era prácticamente nula. Mis referentes de performance eran masculinos y esto hizo que acabara adoptando una manera masculina de encarar el día a día. Hasta tuve que cambiar mi tono de voz para que fuese más alto y firme.

Sin referencias ni información -ya que poco se hablaba de igualdad de género-, pensaba que aquel escenario era normal y que era yo quien debía adaptarse. Afortunadamente, 30 años más tarde, caminamos juntos en la conquista de entornos corporativos más inclusivos.  Tenemos más ejemplos femeninos de éxito y esto inspira a las nuevas generaciones a creer que es posible crecer en cualquier tipo de sector.

¿Cómo vencer los desafíos?
Pensando en esto vale la pena compartir algunos buenos consejos. Si quieres trabajar en TI, no desistas.  Estudia mucho y no bajes los brazos.  Busca referentes positivos y reprograma tu mente.  Si te da miedo, avanza igual a pesar del miedo.  Inspírate en mujeres que ya llegaron a ese lugar, no le temas a los nuevos desafíos, sé adaptable y avanza un día a la vez. Piensa que algún día tú también podrás ser ejemplo e inspiración
para otras muchachas y mujeres.

Siguiendo esta línea inspiradora y motivadora, mucha gente me pregunta cómo afronté y sigo afrontando los retos de mi carrera. Hoy en día, veo estos obstáculos como barreras superables. Creo estrategias y métodos y hago lo mejor que puedo para resolverlos. Sé que decirlo así parece fácil y suena a un discurso de autoayuda. Lo entiendo, pero empecé a verlo así después de convertirme en madre atípica de un hijo con autismo, que
es la razón de mi vida.

Especialmente después de ser madre, empecé a entender que cualquier desafío se puede superar y aprendí a lidiar con todo en mi vida de una manera más humana y consciente. Uno de los métodos que utilizo consiste en definir y en creer en un propósito externo. Porque, incluso en mis peores días, yo no iba a trabajar por mí. Salía de casa por mi hijo, por mi familia.

Personalmente también creo, como aprendí en la práctica, que cada experiencia que ya viviste sirve para algo. Situaciones buenas o malas, que te incomodan o molestan, errores, traiciones, la única certeza que tengo es que esto me fortalecerá, tendrá sentido en mi historia y que no podría ser diferente para mi proceso de evolución personal. Creo que este tipo de mentalidad nos ayuda a transitar estas situaciones de manera tal que
podamos superarlas.

Mi realidad actual
Hoy en día, lidero a más de mil colaboradores y socios en 20 países, que controlan más de 90.500 kilómetros de fibras terrestres y submarinas, más de 12,400 edificios conectados, a través de 2 mil nodos de red. Además de la parte operativa, mi trabajo diario está muy relacionado con el desarrollo de esos equipos y de cada uno de los
colaboradores que están bajo mi paraguas.  Creo en la importancia del liderazgo humanizado por medio de metodologías ágiles y por ese motivo, viajo por toda América Latina para conocer e interactuar con cada una de esas personas. Dicha dedicación no aumenta solo los resultados individuales sino de la empresa como un todo.

Y claro, diariamente, también lucho para que nuestro lugar de trabajo y el mercado de la tecnología, en especial, puedan ser más inclusivos para todas las personas. E incluso este artículo aquí es otra acción importante para provocar la reflexión y dar visibilidad a este tema tan serio, urgente e importante.

Ah, por último, pero no por ello menos importante, al escuchar alguna de las frases mencionadas aquí en el texto o inclusive aquellas que no se dicen frente a ti en el día a día, sobre los distintos tipos de violencia y faltas de respeto que has sufrido, te dejo con una reflexión que me gusta mucho: No tomes como personal lo que es de otro. ¡Y a seguir para adelante!

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button