Economía & Negocios

¿Qué sucede cuando un accionista o socio de la empresa fallece?

Si el socio de una empresa fallece, sus herederos o legatarios adquirirán sus acciones, salvo a excepción societaria establecida en los estatutos de la compañía, explica Mihael Damas, abogado especialista en Derecho Corporativo del Estudio Fuentes.

Business Empresarial.- La dinámica del mundo empresarial no solo está marcada por las estrategias de mercado y la innovación, sino también por la gestión cuidadosa de los accionistas o socios, quienes mantienen el funcionamiento de la empresa. En ese sentido, es fundamental comprender las implicaciones legales de su fallecimiento para garantizar la continuidad y estabilidad de la compañía.

“Cuando un accionista o socio fallece se inicia un proceso de transferencia sucesoria que está sujeto a diversas consideraciones legales. En un principio, estas pertenecen a sus sucesores, es decir, a sus herederos reconocidos por ley, o a sus legatarios reconocidos por un acto de liberalidad del titular. No obstante, es primordial revisar
previamente los estatutos de la compañía, puesto que, podrá existir el derecho de adquisición preferente de acciones a favor de los demás accionistas”, explica Mihael Damas, abogado especialista en Derecho Corporativo del Estudio Fuentes.

Damas añade que, sea a través de herederos o legatarios, la transmisión de estos activos se rige por la misma ley de sucesiones o de la voluntad del fallecido establecida en un testamento. Sin embargo, existen casos con ciertas excepciones que deben ser tratadas de manera especial.

Excepciones y casos especiales
Antes de transmitir las acciones a los sucesores, la Ley General de Sociedades que existe en Perú señala que se deben revisar los estatutos de la sociedad. Esta cláusula confiere a los accionistas existentes el privilegio de adquirir los derechos de las acciones, estableciendo condiciones específicas para la transacción.

“Es muy importante en materia societaria revisar siempre los estatutos o el pacto social que se vaya a realizar y de qué forma se va a hacer en diferentes escenarios. Este consejo resalta la necesidad de anticiparse a posibles contingencias y establecer pautas claras para la transición sucesoria”, resalta Damas.

Es esencial destacar que la voluntad expresada en un testamento puede encontrar obstáculos si existe una cláusula de adquisición preferente en los estatutos. Los accionistas existentes tienen el poder de invalidar el testamento, subrayando la importancia de coordinar la planificación sucesoria con los elementos estatutarios de la empresa.

En situaciones donde los estatutos no están claros o no existen, el abogado del Estudio Fuentes recomienda considerar la posibilidad de establecer un convenio de accionistas. Este acuerdo puede detallar las reglas de juego en diferentes escenarios, proporcionando una guía clara para los sucesores y contribuyendo a evitar posibles disputas y conflictos legales.

La sucesión de accionistas y socios en empresas peruanas es un proceso que va más allá de la transmisión de acciones. Requiere una comprensión profunda de las disposiciones legales y estatutarias, así como una planificación cuidadosa para garantizar una transición suave y la preservación del legado empresarial en el
cambiante panorama de los negocios.

Si deseas recibir asesoría legal para resolver contingencias a nivel corporativo puedes escribir a [email protected], comunicarte al teléfono 01 480 2660 y visitar la web www.ef-legal.com

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button