Economía & Negocios

MiPyme en Perú: Estrategias clave para mitigar y gestionar riesgos financieros

Especialista en Finanzas de MAPFRE comparte algunos consejos para la correcta gestión de los riesgos que afrontan las micro, pequeñas y medianas empresas.

Business Empresarial.- Las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME) desempeñan un rol fundamental en el desarrollo económico a nivel global. Según el Ministerio de la Producción (PRODUCE), las MIPYME representan el 91% de la PEA y 99.5% del total de empresas formales del Perú. Estas importantes y muchas veces subestimadas empresas generan empleo, contribuyen al crecimiento económico y fomentan la innovación en su sector. Sin embargo, también enfrentan riesgos financieros que podrían afectar su estabilidad y continuidad en el mercado. Por ello, es importante contar con estrategias para que el negocio no sufra ante eventuales adversidades.

Andrés Uribe, director de Finanzas, Inversiones y Tesorería de MAPFRE, ofrece valiosa información sobre las estrategias clave que toda microempresas y PYME debería implementar para prever y enfrentar los riesgos financieros.

  • Identificación y evaluación de riesgos a los que está expuesta la empresa. El primer paso para gestionar riesgos financieros es identificar y evaluar su impacto potencial en el negocio. Esto implica analizar distintos aspectos como la volatilidad del mercado, la competencia, y cambios normativos esperados que podrían afectar. Asimismo, conocer y trabajar en base a la capacidad financiera de la empresa. Al comprender los riesgos a los que se enfrentan, pueden actuar para mitigarlos y prever situaciones inesperadas.
  • Administración eficiente del dinero. El dinero es fundamental para la supervivencia de cualquier empresa. Un riguroso control de los ingresos y egresos, el correcto uso del flujo de caja hacia proveedores y la gestión de cobro a clientes, además de dar una buena imagen, ayudarán a formar el hábito de mantener una reserva de dinero para posibles eventualidades que demanden un gasto no previsto.
  • Diversificación de ingresos. Depender de un solo producto o servicio es muy riesgoso para cualquier empresa. Es recomendable diversificar los ingresos, ofreciendo una variedad de productos o servicios que se complementen entre sí. Ello ayudará a reducir la dependencia de un solo sector, permitiendo que la empresa continúe siendo rentable pese a algún tipo de crisis relacionada a algún insumo o sector.
  • Protección mediante seguros. Los seguros desempeñan un papel fundamental en la mitigación de los riesgos financieros. Es importante evaluar las necesidades de la empresa y contratar pólizas de seguros adecuadas que cubran aspectos como daños a la propiedad, accidentes laborales, riesgos cibernéticos en caso la empresa haya dado el paso hacia la digitalización, entre otros.

No olvides que puedes reducir los riesgos de tu empresa contratando un Seguro Empresarial. Este tipo de seguro ofrece coberturas flexibles que protegen tu negocio ante diversos peligros a los que podría enfrentarse. Además, puedes disfrutar de otros beneficios personalizados según las necesidades y tamaño de tu negocio, como un sistema de vigilancia las 24 horas y programas de capacitación en prevención de riesgos laborales.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button