Economía & Negocios

Mindfulness: técnica efectiva para vencer el estrés y la ansiedad escolar

Business Empresarial.- A lo largo de la etapa escolar, los niños sufren momentos de estrés, ansiedad, hiperactividad y falta de concentración. Para reducirlo, existen técnicas como el mindfulness, un método sencillo que combina meditación y relajación, y que ayuda al estudiante a mejorar sus niveles de atención, creatividad y sentirse más feliz en este regreso a clases.

Según el Estudio Epidemiológico de Salud Mental de Niños y Adolescentes de Lima Metropolitana y Callao del Instituto Nacional de Salud Mental, aproximadamente el 13% de niños y adolescentes entre 9 y 17 años experimentan algún tipo de trastorno de ansiedad.

“Durante mucho tiempo se ha creído que la ansiedad solo afecta a los adultos; sin embargo, al igual que ellos, los niños desarrollan alteraciones como respuesta a una serie de situaciones”, asegura Edwin Laredo, psicólogo y director del programa Neurofeedback 2.0 de NeuroM.

Este programa orienta a la persona para que pueda relajarse, tomar conciencia de su cuerpo, emociones y pensamientos. Además, se ha convertido en una gran opción para tratar a niños y adolescentes con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), trastornos del espectro autista, depresión y estrés. Algunos de los beneficios de practicar mindfulness son:

  • Aumenta los niveles de atención. Los ejercicios del mindfulness se centran en el entrenamiento de la conciencia y la atención a plenitud, ayudando significativamente a reducir los niveles de déficit de atención y el estrés desde temprana edad. Además, existen otros métodos que permiten trabajar los bajos niveles de concentración, como el Neurofeedback 2.0, el cual puede aumentar hasta en un 20% el nivel de concentración del niño.
  • Regula las emociones. Los ejercicios de respiración ayudan al estudiante a reconocer sus emociones para buscar equilibrio y controlar sus impulsos. Además de brindarles herramientas para que sean más positivos frente a las adversidades y a preocuparse menos por el futuro, situación muy presente en los trastornos de ansiedad.
  • Mejora las habilidades sociales y potencia la creatividad. Permite mejorar la comunicación entre padres e hijos, pero también con el entorno, ya que los vuelve más compasivos, favorece en el aumento de la creatividad y el ingenio.
  • Fomenta la empatía. El autorreflexión sobre sus emociones lo ayudará a reconocer y entender los sentimientos de los demás. Además, de aprender a escuchar, reforzar la atención y el autocontrol. A través del mindfuless el niño puede llegar a desarrollar la habilidad de comunicar sus emociones a otra persona de manera adecuada.
  • Desarrolla la inteligencia emocional. Es importante que los niños indaguen en lo que sienten y en lo que les molesta, puedan hacerse responsables de sus sensaciones y comunicarlas de forma consciente. El mindfulness ayuda a mejorar su equilibrio emocional y controlar los impulsos.

De acuerdo a un último estudio de la Universidad de Surrey en Reino Unido, las personas que practican este método pueden llegar a disminuir su nivel de estrés en un 40% y de ansiedad hasta en 58%.

Como ya sabemos, el estrés y la ansiedad son producto de una sociedad que crece de forma acelerada y exigente, situaciones que propician su aparición y que pueden controlarse a tiempo a través de técnicas como el mindfulness, una alternativa que lleva a un estado de calma, serenidad y claridad mental, la opción perfecta para mejorar la actividad mental de los niños y su desempeño escolar.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button