Economía & Negocios

Grupo Marhnos promueve certificaciones ambientales para desarrollo de infraestructura

Business Empresarial.- La desarrolladora mexicana de proyectos inmobiliarios y de infraestructura, Grupo Marhnos, líder en México y con presencia en Estados Unidos y Guatemala promueve la obtención de certificaciones ambientales para el desarrollo de infraestructura. El cambio climático, la generación Millennial y la pandemia de Covid-19 están orientando a la industria de la construcción hacia el desarrollo de obras más comprometidas con el cuidado del medio ambiente y el desarrollo social; por ello, los procesos de certificación ambiental voluntaria están en auge a nivel global.

En este sentido, México está a la vanguardia en esta tendencia; por ejemplo, en la certificación Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED, por sus siglas en inglés), se ubica como el octavo país en el mundo con más edificaciones de este tipo. Datos de Lamudi estiman que en México existen cerca de 2,000 obras con Certificaciones LEED, desde viviendas, edificios corporativos o de gobierno, hasta desarrollos industriales o de usos mixtos.

Óscar Quiroz, Director de Operación de Infraestructura Social en Grupo Marhnos, asegura que los certificados medioambientales mejoran la competitividad de las empresas, mejoran su imagen corporativa y las posicionan mejor en el mercado: “Los usuarios y visitantes en los edificios valoran más a las empresas acreditadas con certificados ambientales, ya que garantizan el cumplimiento de estándares internacionales en indicadores sociales y ambientales, como el uso de materiales sustentables, consumo eficiente de agua y energía, reducción en emisiones tóxicas, mejoras a la calidad de vida y armonización con la comunidad y el entorno”.

Por lo anterior, Grupo Marhnos recomienda la aplicación de certificados ambientales en proyectos de infraestructura y propone cinco aspectos básicos para todas las empresas que planean obtener una certificación ambiental nacional o internacional:

  1. Identificar la mejor certificación. Existen múltiples certificados nacionales e internacionales, cada una con sus propios metodologías, estándares y clasificaciones. El principio es elegir la certificación adecuada para cada de proyecto específico de infraestructura que permita maximizar los beneficios a sus usuarios y comunidad donde se edifica.
  2. Cumplimiento de requisitos. Una vez elegida la certificación, es preciso asegurar que el proyecto cumpla con todos los requisitos para su acreditación, lo que seguramente requerirá hacer ajustes en los requerimientos específicos de la infraestructura, ya sea nueva o remodelada, así como del terreno donde se ubica y el impacto que genera o puede generar en la zona.
  3. Recibir asesoría. Las empresas, principalmente las que inician en este camino, necesitan apoyo profesional para certificarse en temas ambientales. Existen organizaciones especializadas en la gestión de certificados que ayudan a las empresas con el cumplimiento de requisitos y los procesos de la gestión.
  4. Balance de costos. Las certificaciones ambientales no son gratuitas por los costos que implican las evaluaciones y auditorías correspondientes. Al ser parte de la estrategia de negocio, el certificado ambiental no es un gasto sino una inversión a largo plazo, que reditúa en la reducción de costos operativos, consumo energético e hídrico, además, puede generar incentivos fiscales e incrementar la rentabilidad de los inmuebles.
  5. Aprobación y ejecución. Una vez hecha la solicitud, certificadores y verificadores profesionales evalúan el proyecto; de ser aprobado se otorga la certificación y se inicia una nueva etapa de estandarización de procesos y medición de resultados en beneficio de los usuarios, visitantes y comunidad aledaña a la infraestructura edificada.

En el caso de Grupo Marhnos contamos con la certificación ISO 14001 para la gestión medioambiental de nuestros proyectos y en 2017 obtuvimos la Certificación LEED Silver por la gestión del Hospital Regional de Tlalnepantla ISSEMyM, que se convirtió en el primer centro de salud de México en recibir esta certificación gracias por su desempeño sustentable con el ahorro de un 50% en agua potable en comparación con cualquier edificio convencional y de 15% de ahorro en costos por consumo energético.

De esta forma, con certificados ambientales que garantizan la calidad de nuestros proyectos y nuestro compromiso con el cuidado del medio ambiente, Grupo Marhnos se consolida como una empresa competitiva y contribuye con el cumplimiento de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para la construcción de ciudades y comunidades sostenibles y el desarrollo sustentable de la industria, innovación e infraestructura.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button