Artículo de la Semana

El rol del gerente general externo en la empresa familiar

Escribe: Leandro Mariátegui, decano de la Facultad de Ingeniería UTP.

Business Empresarial.- Dentro del plan de sucesión en la empresa familiar, a partir de la segunda generación, puede tomarse la decisión de contratar un CEO externo. Este proceso se ve potenciado cuando hay conflictos internos por la sucesión o cuando el gerente/fundador reconoce que no hay, dentro de la familia, gente con las competencias necesarias. En muchos casos, el CEO externo ingresa cuando aún no se ha profesionalizado el directorio y no hay un buen gobierno corporativo, incluso, muchas veces ingresa en medio de una crisis familiar.

Esta es una de las decisiones más difíciles y controversiales dentro de la empresa familiar, pues en muchos casos puede haber miembros de la familia de la siguiente generación que se sienten con derecho y con la capacidad necesaria para dirigir la empresa. Adicionalmente, muchos ejecutivos provenientes del mundo corporativo tienen reparos para incorporarse a empresas familiares, especialmente si es la primera vez que van a tener un Gerente General Externo.

Para facilitar este proceso, lo primero que tiene que haber es un consenso en la familia empresaria de la necesidad de contar con un ejecutivo de alto nivel. Lo segundo es pedir ayuda especializada para definir el perfil requerido y posterior búsqueda.

¿Qué  competencias debe tener un profesional para dirigir una empresa familiar? Un CEO exitoso debe construir equipos, fijar las prioridades, manejar el tiempo, marcar el ritmo a su equipo y manejar relaciones a diferentes niveles dentro y fuera de la empresa. Adicionalmente, el CEO de una empresa familiar debe conocer y entender los valores de la familia, considerando que todo puede cambiarse, menos lo que atente contra los valores compartidos por la familia, asimismo debe establecer relaciones con los miembros de la familia propietaria, incluso con los que no pertenecen a los órganos de dirección, con el fin de construir confianza. Debe motivar y apoyar a la familia en el proceso de cambio, así como convencerlos de la necesidad de institgucionalizar la empresa.

Otro aspecto importante es mantener una comunicación asertiva con la familia y los colaboradores de la empresa, debe entregar comunicación oportuna y precisa a los miembros de la familia y comunicar los cambios para que no haya sorpresas.

Finalmente, debe recordar que el principal objetivo de la empresa es que la familia sea feliz. Es importante evitar propiciar divisiones internas, que pueden ayudar a alcanzar objetivos pero afectan la estructura familiar, y saber qué es lo que quiere la familia para que el crecimiento de la empresa vaya de la mano con estos deseos.

Un CEO exitoso en el mundo corporativo no necesariamente tiene asegurado el éxito en la empresa familiar, para este reto hay que tener competencias blandas que no necesariamente son desarrolladas en el mundo corporativo.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button