Un taxi autónomo para personas con movilidad reducida ganó el premio “New Designers” de Ford

Un estudiante de Diseño Industrial y de Producto en Londres, desarrolló una solución que podría proporcionar, a las personas con discapacidad y a las de la tercera edad, un servicio asequible de taxis de conducción autónoma para desplazarse por las ciudades.

Un taxi autónomo para personas con movilidad reducida ganó el premio "New Designers" de Ford

Business Empresarial.- Viajar en auto o en transporte público es un reto para las personas con movilidad limitada. En vista de esta problemática global, Calum Gambrill, estudiante de Diseño Industrial y de Producto de la Universidad de Ravensbourne (Londres), ha desarrollado una solución que podría proporcionar, a las personas con discapacidad y a las de la tercera edad, un servicio asequible de taxis de conducción autónoma para desplazarse por las ciudades. El concept “Embark” ha ganado el “Ford Design Award”, que forma parte de los “New Designers 2021 Awards”, la mayor muestra de graduados en diseño del Reino Unido. El Premio Ford retó a los estudiantes de diseño a adoptar un enfoque centrado en el ser humano para concept cars de vehículos autónomos, imaginando la experiencia del usuario en términos de interiores, iluminación, accesibilidad y entretenimiento.

“El futuro es el sueño de un diseñador. Me alegra ver a jóvenes de diferentes industrias creativas pensando de forma diferente. Tenemos que abrazar lo desconocido para crear nuevas experiencias inspiradoras en el vehículo”, comentó Amko Leenarts, director de Diseño de Ford Europa.”Embark” se concibe como un servicio de taxi accesible e inclusivo, que utiliza una aplicación específica y una flota de vehículos eléctricos de conducción autónoma. El usuario llama al vehículo con la aplicación y luego entra por una rampa lateral. El Wi-Fi a bordo permite a los pasajeros acceder a Internet y escuchar música durante el viaje. El vehículo también estaría conectado con otros vehículos autónomos para calcular las rutas más eficientes y encontrar estacionamiento disponible. El pago sería por kilómetro o a través de un servicio de suscripción mensual.

“Las ideas sobre derechos humanos reales identificadas por Calum hicieron que su propuesta destacara para nosotros, ya que ‘Embark’ adopta un diseño centrado en el ser humano. También identificó un área de oportunidad para los vehículos autónomos, que parece encajar perfectamente con las necesidades que definió, lo que ilustra el increíble alcance del cambio que puede proporcionar esta tecnología”, indicó Usha Raghavachari, directora de laboratorio de D-Ford, el grupo de laboratorios globales de innovación creativa de la empresa, que se proyecta de dos a quince años en el futuro, y adopta un enfoque centrado en el ser humano para la resolución de problemas mediante el diseño.

Por su concept ganador, Gambrill recibió 1,000 libras esterlinas (1,160 euros) para apoyar el desarrollo de su carrera de diseño, además de dos meses de tutoría por parte de los diseñadores de D-Ford. El jurado estaba compuesto por Leenarts y Raghavachari, junto con Betsy Fields-Smith, directora de IDEO, y James McLachlan, editor de Car Design News. “Los concepts de diseño que están impulsados por la comprensión de las necesidades insatisfechas de la gente son los que suelen tener un impacto más significativo. Centrarse en un grupo de usuarios en el que el transporte público a menudo falla, por tanto, parece muy valioso, y es lo más emblemático del proceso y los valores de diseño centrado en el ser humano de Ford”, agregó Fields-Smith. Los finalistas fueron un concept de diseño interior de Olivia Goldsmith que incorpora un salpicadero interactivo, iluminación ambiental y asientos que brillan en la oscuridad; y un asiento burbuja de Lili Chen que se adapta a cada forma del cuerpo humano para reducir la fatiga y aumentar la comodidad. Otras propuestas incluyen interiores que utilizan materiales éticos y reciclados, hacen hincapié en la salud mental y el bienestar, y son interactivos para ofrecer una sensación de diversión.

“Aunque muchas de las candidaturas se centraban en el diseño de materiales e iluminación, destacó la que proponía un sistema de movilidad, ya que ofrece una solución a un problema tangible: mejorar las perspectivas de las personas discapacitadas que desean viajar, un problema pertinente para Londres y otras grandes ciudades donde los sistemas de transporte masivo son menos que adecuados para este sector de la sociedad, a menudo marginado”, finalizó McLachlan.

leave a reply