Retos y tendencias de la industria del turismo en Latinoamérica

Escribe: Patricia Salaverry (Head of Business Development PayPal Latam)

Retos y tendencias de la industria del turismo en Latinoamérica

Business Empresarial.- La industria del turismo se encuentra en una época de mucho crecimiento y evolución. Es así, que actualmente los viajeros tienen más expectativas durante sus viajes, y además son más sofisticados y se enfocan mucho en la experiencia. También es un hecho que valoran más a quienes puedan proporcionarles calidad y comodidad durante su viaje.

En este contexto, el mercado latinoamericano se perfila como una gran potencia para el sector. De acuerdo con la última edición  del Barómetro del Turismo Mundial de la Organización Mundial del Turismo, América Latina siguió registrando resultados positivos en la mayoría de los destinos durante el 2017. El reporte también menciona que Sudamérica continúa liderando el crecimiento en la región, con un incremento del 7% en el número de llegadas internacionales.

Otro estudio “Panorama del turismo internacional” , realizado por la Organización Mundial de Turismo en su edición de 2017, afirma que las llegadas internacionales a Latinoamérica aumentaron en 7 millones, lo que representa un crecimiento del 3% durante el 2016, alcanzando casi los 200 millones, lo que equivale al 16% del total mundial. América del Sur lideró los resultados con un incremento del 7%, seguida del Caribe y América Central, ambos con un incremento del 5%, mientras que América del Norte recibió un 2% más de llegadas.

En este sentido, las empresas latinoamericanas dedicadas al turismo deben estar preparadas para ofrecer a los viajeros los servicios que cumplan las expectativas actuales para así, seguir promoviendo el turismo en la región.

Los viajeros de la generación millennial

Es un hecho que la gente joven, especialmente los millenials, siempre está al frente del cambio y la innovación, y la industria turística no es una excepción. Los jóvenes van más allá de lo establecido, más allá de los límites, y están más dispuestos a experimentar con lo nuevo. En una era en la que la industria turística afronta retos sin precedentes, los representantes del turismo de jóvenes no sólo son un mercado importante, sino también un recurso esencial para el cambio y la innovación.

De acuerdo con el reporte “La fuerza del turismo joven”, elaborado por la asociación WYSE en colaboración con la Organización Mundial del Turismo, el turismo mundial de jóvenes representa aproximadamente 190 millones de viajes internacionales al año, y esta industria ha crecido con más rapidez que el turismo mundial. Según las previsiones de la OMT, los viajes anuales de jóvenes se cifrarán en casi 300 millones para 2020.

Los jóvenes consideran los viajes como una parte esencial de su vida cotidiana, y esto tiene consecuencias de gran alcance para los lugares que visitan. Debido a la forma en que viajan, se debe considerar el impacto social y cultural de recibir jóvenes.

Esta generación prefiere planificar sus propias vacaciones para en último lugar contratar una agencia turística, miran en Internet, leen referencias, buscan descuentos y páginas con vuelos baratos. También buscan experiencias auténticas, conocer nuevas culturas, ampliar sus horizontes. Son felices haciendo cosas nuevas, explorando nuevos sitios, viviendo aventuras. Pasan la mayor parte del viaje conectados y compartiendo sus experiencias a través de las redes sociales.

Compras móviles

Uno de los cambios más notables que se han generado con la demanda del mercado joven es la forma en la que deciden comprar. Además, vemos como el aumento de la penetración de los smartphones está haciendo que los latinoamericanos utilicen cada vez más los móviles para hacer compras. En América Latina, por ejemplo, del total de personas que accederá internet en el 2021, el 23.1% lo hará a través de su teléfono móvil, un aumento notable versus el 8.7% del 2016, de acuerdo con un estudio elaborado por Cisco.

Es por esta razón que los comercios deben contar con sitios adaptados a dispositivos móviles además de tener una interfaz amigable y que facilite el proceso de compra. Si el cliente no puede realizar la compra con un par de clics, buscará otras opciones y abandonará el carrito de compra fácilmente. De acuerdo con un estudio realizado en 2016 por BI Intelligence, más del 45% de los carritos abandonados ocurren durante el proceso de pago.

Brindarles a los usuarios una experiencia rápida y fácil, a través de métodos como PayPal’s One Touch o cualquier otra cartera digital, así como ofrecer diversos métodos de pago como tarjetas de débito y crédito, ayudará a evitar que los consumidores abandonen el carrito y finalicen la compra.

Alternativas de Hospedaje

Otro cambio que ha sufrido la industria del turismo es la forma en la que los consumidores deciden pasar su estancia durante el viaje. Con el avance de la tecnología han surgido una serie de plataformas que ofrecen hospedajes compartidos o alquileres acorto plazo. A pesar de ser comúnmente usadas por turistas provenientes de otras regiones, como Europa Occidental, los latinoamericanos tendrán cada vez más participación en las alternativas de hospedaje de economía compartida.

De acuerdo con el Reporte de Tendencias 2017 de WTM Latin America, en asociación con Euromonitor, publicado en 2017, los alquileres de corto plazo registraron un crecimiento sustancial en América Latina, con Airbnb.com liderando la categoría International. Desde 2015, los latinoamericanos se están acostumbrando a usar alternativas de hospedaje que son todavía más difundidas entre los turistas europeos y norteamericanos que visitan la región por ocio.

Eso está ayudando a colocar las alternativas de hospedaje en el radar de los turistas latinoamericanos que viajan por negocios como una opción a considerar. Según el mismo informe, los intermediarios de alquileres de corto plazo proyectan duplicar el tamaño del mercado en América Latina hacia 2020.

Viajes multigeneracionales

Llevar a los niños o a los abuelos será una de las tendencias más importantes en 2018. Se ha visto un incremento en viajeros multigeneracionales ya que las familias continúan viajando en busca de experiencias que crean vínculos y recuerdos duraderos. Algunas experiencias de este tipo pueden ser resorts o complejos de playa, viajes de aventura o vacaciones guiadas.

El envejecimiento de la población es una tendencia mundial, por lo que las empresas turísticas deben poner un enfoque especial en este sector. Los turistas mayores de 50 años representan un nuevo grupo objetivo. De acuerdo con el Reporte de Tendencias 2017 de WTM Latinoamérica, este sector tuvo un incremento del 40% al realizar más viajes durante el 2017, además se espera que para el 2020, se llegue a 26 millones de turistas dentro de este grupo etario en todo el mundo.

Sin duda alguna la industria del turismo en los países latinoamericanos se muestra fuerte y las tendencias claras. Los negocios deberán prepararse para afrontar los retos y las tendencias que los consumidores actuales están demandando para así seguir promoviendo y fortaleciendo el turismo en la región ofreciendo calidad, experiencias y la tecnología necesaria para hacer el traslado definitivo al turismo digital.

Dejar un comentario