¿Qué regiones podrían liderar el crecimiento económico del país en el 2020?

¿Qué regiones podrían liderar el crecimiento económico del país en el 2020?

El Estado debe trabajar para incrementar la competitividad del país logrando un crecimiento mayor al 6% anual, con la finalidad de reducir la pobreza y aumentar el bienestar de la población.

Business Empresarial.- Lima, Arequipa y Tacna son las regiones más competitivas del Perú por sus altos índices de empleo, ingresos y producción, que podrían liderar el crecimiento económico del país en el 2020, sostuvo Augusto Cáceres, decano de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte (UPN).

De acuerdo a estadísticas del Banco Central de Reserva del Perú, en el 2017, crecimos en 2.5%; en el 2018, 4% y este año estamos cerrando en 2.7%. Según Cáceres, para el 2020 se espera una proyección económica mayor al 3%, gracias al incremento del consumo interno e inversiones público-privadas descentralizadas.

“Tenemos recursos naturales interesantes en todas las regiones, que se deberían utilizar como oportunidades de negocio en el extranjero, por ejemplo, en países de Europa y Asia. Nuestro riesgo económico es menor en comparación a otros lugares, sin embargo, nos hace falta instaurar la transparencia de las instituciones para atraer a los inversionistas y aplicar políticas públicas que se adapten a cada realidad”, explicó.

Para el decano, es importante que los gobiernos ejecuten adecuadamente el presupuesto de cada región para destrabar proyectos importantes y acelerar los sectores de mayor crecimiento. “El desarrollo del país debe ser descentralizado y equilibrado en la costa, sierra y selva, sin embargo, regiones como Lima, Arequipa y Tacna podrían ser caballitos de batalla para mejorar la economía del país”, agregó.

El Estado debe trabajar para incrementar la competitividad del país logrando un crecimiento mayor al 6% anual, con la finalidad de reducir la pobreza y aumentar el bienestar de la población. Augusto Cáceres explicó que la idea es dinamizar la demanda interna, viabilizando una mayor inversión privada y pública, para recuperar sectores importantes como minería, energía, manufactura e infraestructura.

“Se debe aplicar una política económica expansiva, con menor gasto fiscal y estabilidad de precios, además una reforma institucional que permita un estado ágil eficiente y transparente”, acotó.

leave a reply