El ingreso promedio mensual en las áreas rurales y en la sierra creció a un mayor ritmo que el promedio nacional

El ingreso promedio mensual en las áreas rurales y en la sierra creció a un mayor ritmo que el promedio nacional

Estudio fue presentado en el 18° Congreso Anual de Marketing del Perú CAMP 2019, organizado por Seminarium Perú y Anda.

Business Empresarial.- Vivimos en un mundo en el que los negocios se transforman y eso implica que la comunicación hacia los consumidores debe de cambiar, por ello es importante conocer a los clientes y también al mercado. “Cuando hacemos campañas debemos saber a quién y a dónde le estamos hablando y cómo ellos han podido cambiar en el tiempo”, mencionó Diego Macera, gerente general del Instituto Peruano de Economía en la presentación del estudio “El Perú entre dos velocidades” durante su ponencia en el 18° Congreso Anual de Marketing del Perú CAMP 2019, organizado por Seminarium Perú y Anda.

Respecto al crecimiento del mercado, el estudio señala que en el 2018 el consumo aportó 2.5 puntos del 4% que creció la economía ese año. “La fuerza del consumo ha cambiado desde lo que se veía en el 2013 o antes, ahora está más débil, pero desde entonces se mantiene relativamente estable”, mencionó Macera.

Asimismo, sobre este aspecto, el estudio muestra que el empleo formal y los ingresos mantienen un crecimiento saludable, aunque insuficiente aún para absorber a todos los nuevos participantes del mercado laboral, entre jóvenes y migrantes. Se estima que la masa salarial, que mide el poder adquisitivo de las familias, ha crecido en 6.3% en lo que va del año; mientras que el sueldo de las personas ha crecido en poco más del 3% interanual. A nivel de país, con una mirada más larga, el ingreso promedio mensual en las áreas rurales y en la sierra creció a un mayor ritmo que el promedio nacional, siendo el porcentaje acumulado nacional 121% desde el 2001 y el de zonas rurales 149%.

Por su parte, los créditos y los depósitos también muestran una evolución positiva. Los créditos de consumo y por medio de tarjetas de crédito indican un dinamismo favorable de la demanda interna. “Si bien crecer al 4% en el PBI es insuficiente como país dada nuestra riqueza per cápita, es importante recalcar que estamos liderando en la región junto con Bolivia para el 2019, con proyecciones cercanas a 3.6%”, comenta el gerente.

Conociendo al consumidor peruano

El estudio señala que gracias a un mayor crecimiento económico la clase media ha pasado a ser la más importante. Según estimaciones del IPE, la clase media en el Perú asciende a 41%, más del doble de lo que representaba en 2005; y, en los últimos cinco años, el ingreso de los hogares de clase media y vulnerable ha crecido más, proporcionalmente, que el de los hogares de clase alta.

Respecto al gasto, la clase media, a nivel general, se mantiene constante en la distribución de gasto por zonas geográficas. Sobre los tipos de gasto, los alimentos dentro del hogar, así como el alquiler de vivienda y gasto en combustible ocupan el mayor porcentaje de gasto.

Respecto al consumo digital, el estudio tomó como referencia una encuesta de Ipsos Perú que muestra que el 61% de adultos peruanos es digital y el 43% se conecta todos los días, destacando que las compras realizadas mediante esta red son comida rápida, ropa, entradas al cine, calzado y taxi.

Los retos de los sectores de consumo masivo y retail

El juego en el que estamos hoy es distinto al de hace 5 años. “Las ventas de retail moderno crecieron a más de 6% en el 2018. En tanto, los movimientos a través de la banca virtual se han más que duplicado entre el 2013 y 2018. Además, en lo que va del 2019 este canal ya se convirtió en el principal canal “cashless” ”, comenta Macera. 

La presentación del estudio “El Perú entre dos velocidades” fue presentado por Diego Macera, gerente general del Instituto Peruano de Economía en el 18° Congreso Anual de Marketing Perú – CAMP 2019”, organizado por Seminarium Perú y ANDA.

leave a reply