Covid-19 obligó al sector logístico a reinventarse y a implementar una nueva convivencia laboral

Experto de Savar Corporación Logística explicó que los principales desafíos fueron la elaboración de nuevos protocolos sanitarios, las condiciones de trabajo que implicaban bloqueo de calles y la implementación de franjas de horario de trabajo.

Covid-19 obligó al sector logístico a reinventarse y a implementar una nueva convivencia laboral

Business Empresarial.- Desde el primer día de la pandemia del Covid-19, la logística estuvo presente y activa, cobrando importancia porque era factor fundamental para el transporte y abastecimiento de productos de primera necesidad, y a la vez aseguró fuentes de trabajo para un número importante de personas. Así lo señaló César Flores, gerente central de Almacenes y Distribución de Savar Corporación Logística, durante el webinar “La logística en tiempos de Covid-19”.

“En el Perú, el sector logístico cobró relevancia porque demostró sentido de urgencia, adaptación al cambio, mucha tolerancia con proveedores y clientes, y sobre todo sensibilidad con los trabajadores”, indicó Flores.

En ese sentido, remarcó que Savar Corporación Logística tuvo que adaptarse al cambio, desarrollando alternativas innovadoras para cumplir con sus obligaciones, y, sobre todo, implementar una nueva convivencia laboral con énfasis del cuidado de los trabajadores frente a los peligros del Covid-19.

Así, pudo cumplir con los requerimientos de almacenamiento del Banco de Alimentos, una organización sin fines de lucro diseñada para aliviar el hambre de los más necesitados; la ayuda con la implementación de la Villa Panamericana para nuestros hermanos contagiados con el virus, el proyecto Última Milla, entre otros.

Flores sostuvo que la actividad comercial tuvo muchos retos y dificultades entre los que destacan la elaboración y cumplimiento de nuevos protocolos sanitarios y de seguridad, para lo cual se invirtió en la adquisición de implementos (mascarillas, trajes de seguridad, gel, alcohol, etc). Sin embargo, la principal tarea estuvo en el trabajo conjunto entre gerentes y trabajadores para elaborar un nuevo protocolo sanitario y de seguridad.

Otro desafío fue el bloqueo de calles durante el reparto y entrega al cliente final, pues si bien no había tráfico, se presentaron calles cerradas, lo que obligó a recurrir al manejo de datos con la finalidad de elaborar nuevo mapas y rutas de acceso. Para tal motivo, fue importante el factor tecnológico que dio soporte a un servicio que emigró del B2B al B2C.

Un tercer reto fue el que se lidió con las franjas horarios de trabajo, dado que el Gobierno decretó que solo se podía transitar hasta las 16 horas hasta hace unas pocas semanas. Del mismo modo, no se contaba con el domingo que era día de inmovilización total, lo cual constituyó un problema porque es un día comodín en logística, y que sirve para adaptar algunas tareas.

Para concluir, Flores manifestó que los stocks es un tema importante que manejar. “Las empresas están muy stockeadas. Muchos han importado con anticipación con almacenes llenos. En consecuencia, debemos planificar los espacios, optimizar la información para que cuando se levante la cuarentena, el cliente sepa que productos transportar y comercializar en primera instancia”, finalizó.

leave a reply