¿Cómo reparar la piel de los estragos del verano?

¿cómo reparar la piel de los estragos del verano?

El consumo de vitaminas, usar cremas hidratantes y bloqueador solar, son esenciales para reparar la piel después del verano.

Business Empresarial.- Este año, tuvimos uno de los veranos más calurosos de los últimos tiempos, que ya llegó a su fin.  Si bien esa época del año es sinónimo de fiesta, diversión y amigos; nuestra piel tiende a sufrir daños, debido a la alta exposición al sol, las sales del mar, el cloro de las piscinas, entre otros motivos. Algunas de las señales más claras de esto son la deshidratación, el engrosamiento y la acentuación de las arrugas.

Por ello, para que la piel vuelva a lucir joven, elástica y luminosa, es importante consumir productos o realizar tratamientos que limpien, hidraten y nutran  la piel. Para ello, expertos de Jeunesse, especialistas en anti-envejecimiento y nutrición, nos comparten los mejores métodos para reparar la piel después del verano. 

Vitaminas.

El consumo de vitaminas es esencial para el correcto funcionamiento de todos los sistemas, procesos del cuerpo y órganos.  Al ser la piel el órgano más grande del cuerpo humano, esta necesita vitaminas específicas para mantenerse radiante, clara y elástica. Si bien todas las vitaminas suman, las más importantes son: la vitamina A, que la encuentras en zanahorias, calabazas o tomates, previene el daño celular y el envejecimiento prematuro. La vitamina C, que aporta firmeza y luminosidad a la piel, la encuentras en el camu-camu, el kiwi, la papaya y la fresa. Finalmente, la vitamina E, que puede mitigar el daño causado por los radicales libres, la encuentras en frutos secos, como las semillas de girasol, las almendras y las nueces. 

Tratamientos por factores de crecimiento.

Los factores de crecimiento son proteínas que funcionan como mensajeros entre las células, provocando que sean los propios genes de las células los encargados de regenerar los tejidos, consiguiendo rejuvenecer la piel. En la actualidad, existen tratamientos con factores de crecimiento extraídos del propio cuerpo.  Existen diversas cremas con estas proteínas, de origen animal o vegetal, sin embargo, la línea Luminesce, de Jeunesse, es la única que cuenta con factores de crecimiento derivador de células madre humanas, gracias a su tecnología patente APT 200. Estos tienen mayor influencia en nuestras células, ya que a diferencia de los provenientes de células madre animales o vegetales, los factores de crecimiento humanos tienen un efecto mayor en nuestra piel, promoviendo mejores resultados.

La tecnología APT 200 ha sido desarrollada junto con Jeunesse por el Dr Nathan Newman, famoso Cirujano y dermatólogo estadounidense, miembro del consejo Médico Asesor Científico de Jeunesse.

Hidratación.

Es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de querer reparar la piel de los estragos del verano. Reponer los niveles de agua y los nutrientes en la dermis es crucial para tener una piel joven, firme y luminosa. Existen determinadas partes del cuerpo que son especialmente sensibles a la deshidratación, como el rostro, el contorno de los ojos, el cuello y, en caso de las mujeres, el escote. Para mantener la piel hidratada, es recomendar utilizar distintos productos limpiadores de piel, e hidratantes.

No olvidar el bloqueador.

Es importante que a pesar de que el verano llegó a su fin, se mantenga el uso constante de este producto. Esto se debe a que, si bien el sol ya no es tan fuerte, este sigue emanando rayos ultravioleta, que podrían retrasar el proceso de reparación cutánea. Lo idóneo es no dejar el bloqueador, sin embargo, existen cremas hidratantes con protección solar , que cumplen la función de prevenir que el sol siga causando estragos en la piel.

leave a reply