¿Cómo avanza América Latina tecnológicamente con la telesalud?

¿Cómo ha avanza América Latina tecnológicamente con la telesalud?

Business Empresarial.- La telesalud ha traspasado fronteras en América Latina, ya que la región cuenta con el 25% de los hospitales del mundo y un idioma común en la región (con excepción de Brasil), lo que podría ayudar a paliar el colapso de hospitales durante desastres naturales o emergencias de salud como como COVID-19.

Según la Federación Latinoamericana de la Industria Farmacéutica, Colombia ha tenido más de 9 millones de citas de telemedicina desde que comenzó la crisis del coronavirus, aumentando las citas virtuales en más de un 7.000 por ciento en comparación con el año pasado. Asimismo, el gobierno ecuatoriano instaló un “call center” para que las personas pudieran acceder a una cita a través de telemedicina en caso de que tuvieran un problema respiratorio.

En el caso de Argentina, el uso de la telemedicina en el sector público ya era rutinario, principalmente para facilitar las consultas con especialistas que se encuentran en provincias lejanas. Además, es habitual que las consultas virtuales se utilicen para obtener una segunda opinión de un profesional sanitario. Además, el país cuenta con un Plan Nacional de Telesalud y un Consejo Asesor de Telesalud, que tienen como objetivo impulsar programas que faciliten el uso de esta tecnología y crear buenas prácticas en torno a ella.

En Brasil, según el Panorama de Clínicas y Hospitales 2021, un estudio realizado por Doctoralia, y por TuoTempo, un sistema avanzado de relación con el paciente, la telemedicina impactó positivamente la rutina de las clínicas de salud y permanecerá en el país.

Además, cada estado del país ha implementado diferentes medidas de acuerdo a su situación con el Covid, por ejemplo, la Ciudad de México optó por lanzar una aplicación para ayudar a la población en caso de presentar algún síntoma relacionado.

Para empresas como DigiCert, los entornos de IoT y de atención médica tienen una serie de vulnerabilidades que deben tenerse en cuenta. Las conexiones móviles pueden ser inseguras, la autenticación del usuario puede ser insuficiente y el cifrado de transporte puede no existir o estar mal implementado.

Dean Coclin Director senior de desarrollo empresarial en DigiCert, brinda algunos consejos a las entidades y usuarios acerca de como prevenir este tipo de cibercrimen gracias a la infraestructura de clave privada (PKI) ha demostrado ser una solución de seguridad confiable que puede proporcionar una seguridad sólida para los dispositivos conectados. Entre las características de esta solución se puede encontrar:

Integridad de los datos: los certificados de firma de código se pueden utilizar para firmar cualquier dato que se transmita entre dispositivos, incluidas las actualizaciones de firmware de dispositivos inalámbricos, para garantizar la integridad total de la información médica confidencial.

Autenticación de usuario, sistema y dispositivo: la autenticación se trata más de la autenticación mutua de un dispositivo a una puerta de enlace u otro dispositivo, aplicación móvil u otro tipo de servicio. Lo que hace PKI es autenticar las conexiones de backend para garantizar que nada que conecte el dispositivo sea malicioso.

Cifrado de información confidencial: los registros de pacientes y otros datos sensibles deben manejarse de forma confidencial mediante el uso de cifrado para garantizar que esta información, tanto en reposo como en tránsito, se mantenga fuera del alcance de los piratas informáticos y otros agentes malintencionados.

Este movimiento de digitalización continuará a lo largo de 2021 y con él, aparecerán nuevas amenazas creando espacio para estafas de fraude y piratería.

Por lo tanto, más que nunca, la industria de la salud necesita prepararse para el futuro. Por eso es necesario realizar un inventario de todos los dispositivos utilizados en las organizaciones sanitarias, incluidas las ubicaciones de atención remota. Comprenda los riesgos y tome las medidas adecuadas para reducir ese riesgo. PKI es un buen punto de partida para proteger las conexiones remotas. Aborda los problemas de seguridad comunes de autenticación sólida, cifrado de datos y garantía de la integridad de los datos.

 

 

 

leave a reply