Artículo de la Semana

Blockchain: Smart contracts y lógica difusa

Escribe: Max Schwarz, Profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales y Económicas Universidad de Lima.

Business Empresarial.- Blockchain puede integrar la lógica difusa en sus contratos inteligentes abriendo el abanico de alternativas de decisión frente a distintos contextos que pueden presentarse en los contratos comerciales que pueden estandarizarse para ejecución como contratos inteligentes. Cada vez queda más claro que los derechos, obligaciones, beneficios y costos contractuales pueden ser integrados en los denominados “Smart Contracts” de manera tal que los costos de transacción sean reducen al mínimo generando además una mayor transparencia en las reglas que permiten operar los contratos en beneficio de las partes contratantes y de las partes interesadas vinculadas al contrato que sean relevantes.

La experiencia de aplicación de contratos inteligentes que puedan ser encriptados y configurados en una Blockchain permiten una serie de configuraciones que algorítmicamente pueden operarse para la ejecución de reglas contractuales en función a determinados logros o hitos de cierre que permitan hacer las transacciones más complejas que los contratos puedan suponer generando una mayor transparencia para todas las partes y asegurando la menor cantidad de intermediación así como una significativa reducción de los costos de transacción.

La configuración de diseño es en esencia extremadamente simple y es que el diseño requiere únicamente contemplar todas las alternativas contractuales que puedan presentarse dejando abierta la posibilidad de interactuar en decisiones alternadas de carácter asimétrico que puedan ser operadas con el uso de lógica difusa donde la asignación algorítmica puede ser optimizada. Esto permite incluso definir reglas de salida del contrato de manera tal que el contrato pueda ser resuelto en estricto a pego a las reglas del derecho comercial. Incluso puede montarse una alternativa de desarrollo de criptomonedas internas o propias del contrato que sean capaces de regular los precios de trasferencia asegurando el valor de mercado mientras dure la ejecución del contrato.

La potencia de la tecnología Blockchain puede permitir una revolución en la forma de hacer negocios permitiendo un intercambio transaccional con el apego a reglas contractuales que pueden ser pactadas en la plataforma mediante el desarrollo de contractos inteligentes con agentes multiparte de manera que los vendedores, compradores, distribuidores, agentes logísticos, calificadores, aseguradores, reguladores y clientes puedan interactuar en forma directa ejecutando las reglas contractuales previstas (las mismas que puede incluir en su diseño múltiples y graduadas opciones como las previstas en la lógica difusa aplicable a los contratos) preprogramando así las transacciones de manera que todos puedan verse protegidos y asegurados frente a las consecuencias riesgos y beneficios de cualquier transacción mercantil que pueda ser acordado.

Los beneficios tecnológicos, operacionales, logísticos, económicos y financieros del uso de contratos inteligentes sobre Blockchain son enormes y representan ahorros en visibles del orden de varios miles de millones de dólares en la cadena de suministro de comercio global teniendo además una función macroeconómica diferencial promotora puesto que estas tecnologías permiten acercar a los mercados masificando el comercio internacional hasta niveles de transacción nunca antes imaginados entre actores que no necesariamente se conocen pero que mantienen claros intereses comerciales comunes de los cuales pueden extraerse importantes beneficios de corto, mediano y largo plazo. En el camino, la tendencia mundial permitirá el espacio de algunos prontos emprendimientos y programas piloto en determinadas cadenas de suministro ampliadas con el uso de contratos inteligentes que incluyan lógica difusa en las transaccionalidad que luego serán imitados en función a su rentabilidad para luego eventualmente masificarse permitiendo nuevos estándares para el comercio global. Un reto tecnológico y comercial que requerirá aprendizaje y normalización para el cual debemos estar preparados.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button