Ajinomoto se suma al desafío reducir sus desechos plásticos

Ajinomoto se suma al desafío reducir sus desechos plásticos
En algunos casos se ha reemplazado el plástico por otro material, como el papel, y en otros casos se ha variado el formato, recortando el largo y rediseñando los envases.

Business Empresarial.- Sumándose a la tendencia global de reducir los desechos plásticos, Ajinomoto Co. ha iniciado un trabajo de reducción de plásticos en la elaboración de los envases para sus productos.

Reducir a cero los desechos plásticos para 2030 demanda un esfuerzo monumental, y una corporación no puede lograrlo sola. Por ello, Ajinomoto se está asociando con otras entidades, como Clean Ocean Material Alliance (CLOMA), de la cual somos socios fundadores, establecida este año gracias a industrias, al gobierno y a institutos de investigación. CLOMA está llevando a cabo un enfoque multifacético con el objetivo de cambiar el “ecosistema plástico”, lo que incluye el comportamiento individual, combinando innovación, colaboración y actividades de difusión.

Desde el año 2000, nuestros esfuerzos para reducir el plástico utilizado abarcan 72 de nuestros productos, lo que genera una disminución anual en el plástico utilizado de aproximadamente 3,500 toneladas al año, el equivalente al peso de 1,000 elefantes. En algunos casos se ha reemplazado el plástico por otro material, como el papel, y en otros casos se ha variado el formato, recortando el largo y rediseñando los envases.

A pesar de que muchas empresas ya han tomado cartas en el asunto, la producción mundial de plástico aumentó de 2 millones de toneladas en 1950 a 380 millones de toneladas en 2015. De los 7,800 millones de toneladas de plástico fabricadas entre 1950 y 2015, aproximadamente la mitad fue producida en los últimos 13 años. El aumento de la producción de plástico es más rápido que el aumento de la población mundial.

Un paso más allá

Por supuesto, este problema no es nuevo. Durante décadas, personas y empresas de todo el mundo han cumplido la norma de “reducir, reutilizar y reciclar”, para reducir los desechos plásticos. Por desgracia, reducir el uso de plásticos no es suficiente para eliminar todos los desechos. Una forma de lograr alcanzar nuestra meta es enfocarnos seriamente en el reciclaje. Una posibilidad prometedora es el desarrollo de nuevos materiales, como un plástico biodegradable hecho de yuca que llamó la atención e inspiró a los medios, con el potencial de reemplazar las bolsas plásticas tradicionales que se utilizan en supermercados y almacenes.

Otro enfoque consiste en considerar diferentes maneras de reciclar. Existen tres métodos principales: reciclaje de materiales plásticos, reciclaje químico, y recuperación de energía. Aunque cada método tiene ventajas y desventajas, Ajinomoto está atento a toda innovación y desarrollo que pueda ofrecer soluciones prácticas y positivas a medida que nos acercamos a la eliminación de los desechos plásticos. En última instancia, creemos que las mejores soluciones serán aquellas que contribuyan a una “economía circular” que minimiza los desechos y optimiza el uso de los recursos existentes.

Ajinomoto Co. ha implementado reducciones significativas en la cantidad de plástico que utilizamos, reinventando nuestros envases, producto por producto, proceso que continuará su marcha. Adicionalmente, estamos esforzándonos en gran medida para reciclar la mayor cantidad de plásticos que la tecnología actual nos permita.

Creemos con firmeza que, combinando nuestros esfuerzos cooperativos e independientes, lograremos cumplir con la responsabilidad de colaborar en la creación de una “economía circular” que ayudará a la sociedad a comer bien y vivir bien, de manera sustentable y por muchos años.

Dejar un comentario